El Norte de Castilla

La Junta restaurará las iglesias de Santiago el Viejo de Zamora y San Pedro del Olmo de Toro

  • La Consejería de Cultura y Turismo destina 92.000 euros a los dos templos dentro de la segunda fase de Zamora Románica

La Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Cultura y Turismo, comenzará «de manera inminente» los trabajos de restauración de las iglesias de Santiago el Viejo de Zamora y San Pedro del Olmo de Toro, dos de los bienes integrantes del proyecto Zamora Románica. La Consejería destinará más de 92.000 euros a estos dos templos, cuyas actuaciones se enmarcan dentro de la segunda fase de este proyecto.

El Proyecto Cultural Zamora Románica es una iniciativa de la Administración regional a la que destina financiación procedente del Fondo Feder. Es una actuación prevista en el plan PAHIS 2020, con el objetivo de potenciar la gestión sostenible del patrimonio mediante acciones de protección, conservación, promoción y divulgación vinculadas al territorio, según ha informado la Delegación Territorial en Zamora.

La ejecución del proyecto fue confiada por la Administración regional a la Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico, que lo desarrolla «contando con un amplio y variado equipo de profesionales, entre ellos, los responsables del anterior programa Zamora Románica en su primera fase».

La actuación en la iglesia de Santiago el Viejo, con un presupuesto total de 38.566 euros, se centrará en el entorno, especialmente en los accesos, que se mantienen de tierra y sin mantenimiento. El propósito es mejorar las condiciones del templo sin alterar el aspecto rural de la construcción, que se localiza en un marco urbano. Según los expertos, el entorno de la iglesia presenta zonas con arrastres de tierra debido a la acción de la lluvia, que ha propiciado la creación de desniveles. Se solventarán con aporte de tierras en las zonas necesarias y mediante la creación de un acceso alternativo a la iglesia. Las columnas de alumbrado existentes en el entorno se retirarán para sustituirlas por nuevas luminarias empotradas en el solado y dispuestas perimetralmente al muro de piedra que delimita el entorno.

Además, se procederá al desbroce de espacios, al desmontaje de los elementos existentes en el solado, a la sustitución completa de las instalaciones de alumbrado público y se repondrán las zonas de vegetación perdida con siembra de pradera rústica. También se reconstruirá la parte norte del muro de mampostería que rodea el templo, según los datos facilitados.

Por su parte, la actuación en el templo de San Pedro del Olmo de Toro, con una inversión de 53.945 euros, pretende consolidar el inmueble y evitar el progresivo deterioro de partes importantes del mismo. En el ábside se va a proceder a un saneamiento de su fábrica cerámica y pétrea mediante la eliminación de los rejuntados que se encuentran sueltos o en mal estado y su posterior reposición con aplicación de mortero de cal apagada. Las marcas históricas existentes en la cabecera se remarcarán mediante rehundidos con mortero de cal y sílice.

En la cubierta del ábside y del husillo, se puede observar, según apuntan, la gran cantidad de piezas movidas y partidas que están provocando la entrada de agua al interior, así como la existencia de una gran cantidad de vegetación y un nido de cigüeña. Por ello, se propone proceder al retejo de la totalidad del ábside y husillo, tras desmontar la cobertura actual para sustituir la tablazón y colocar una lámina impermeabilizante autocicatrizante transpirable con los solapes necesarios.

Además, los muros de la cabecera presentan problemas de humedad al interior, así como deterioros exteriores de la fábrica de ladrillo debido a la ubicación de la calzada anexa a los muros y a la evacuación del agua de la cubierta. Por este motivo, el proyecto de restauración propone la colocación de gaviones realizados mediante mallas de acero electrosoldadas y rellenos de grava que evacuen el agua a canaletas inferiores realizadas en hormigón y conectadas a su vez a la red general de saneamiento.