El Norte de Castilla

Ocho viviendas de la provincia de Zamora se incorporan al parque público de alquiler social de Castilla y León

El consejero de Fomento y Medio Ambiente junto a los alcaldes de seis municipios de Zamora, durante la firma del convenio
El consejero de Fomento y Medio Ambiente junto a los alcaldes de seis municipios de Zamora, durante la firma del convenio. / A. PÉREZ
  • El consejero de Fomento firma un convenio de colaboración con los alcaldes de ocho localidades para rehabilitar los inmuebles

Ocho viviendas de seis localidades de la provincia de Zamora se incorporarán al parque público de alquiler social de la comunidad, que cuenta con unas 1.500 viviendas, después de que sean rehabilitadas dentro del programa 'Rehabitare' de la Junta de Castilla y León. El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha firmado hoy en Zamora un convenio de colaboración con los alcaldes de las seis localidades participantes, que son Cerecinos de Campos, Morales del Vino, Villalpando, Santibáñez de Vidriales, Trefacio y Carbellino de Sayago.

El programa 'Rehabitare', que ha recuperado la Junta tras su puesta en marcha en 2009, permitirá adecuar las viviendas de titularidad municipal que se encuentran abandonadas o en desuso con un presupuesto de 306.870 euros y destinarlas al alquiler social. Serán los ayuntamientos los que determinen el precio del alquiler, que no podrá superar la tercera parte de los ingresos de la unidad familiar, así como las personas que ocuparán las viviendas, con preferencia para aquellas con dificultades de renta y limitaciones para el pago del alquiler.

Con estos ocho inmuebles de la provincia de Zamora, ya son 38 las viviendas rurales que rehabilitará la Administración regional en 32 municipios de las provincias que ya han firmado los convenios con un presupuesto total de 1,5 millones de euros. Después, formarán parte del parque público de viviendas de Castilla y León con destino al alquiler social.

El objetivo, según explicó el consejero de Fomento, es lograr el asentamiento de población en el medio rural y que casas que ahora están deshabitadas vuelvan a tener habitantes que den vida a los pueblos. «También conseguimos mejorar el aspecto de los pueblos con casas que luzcan de forma adecuada y hacemos política de vivienda para poner a disposición de los que menos tienen viviendas a un precio razonable de alquiler», destacó Juan Carlos Suárez-Quiñones durante la firma del convenio con los alcaldes de seis municipios que «merecen actuaciones para mantener la vida en ese medio rural imprescindible como seña de identidad de Castilla y León».

Respecto al parque público de viviendas de la región, el consejero explicó que la legislatura comenzó con 1.100 inmuebles y que ya son cerca de 1.500 viviendas las que lo integran. «El tener un parque público de alquiler social es uno de los pilares de la política de vivienda que se une a otros como la política de ayudas al alquiler para personas con dificultades de renta y una política de regeneración, rehabilitación y renovación de las viviendas y de los entornos edificatorios», señaló el consejero.

Esas 1.500 viviendas se gestionan a través de un sistema de ventanilla única que evita que el ciudadano tenga que acudir a distintas administraciones si se encuentra en una situación de emergencia por la necesidad de una vivienda. «Tenemos un sistema integrado con la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades y las administraciones municipales que trabajan a una en una ventanilla única a favor del ciudadano», explicó Suárez-Quiñones sobre la posibilidad de acceder a estas viviendas desde los Centros de Acción Social (Ceas).