Vuelta a los orígenes en la Fiesta de la Siega de Nava del Rey

Fiesta de la Siega en Nava del Rey.
Fiesta de la Siega en Nava del Rey. / Fran Jiménez

Multitud de navarreses han participado en la octava edición de la Fiesta de la Siega

Patricia González
PATRICIA GONZÁLEZNava del Rey (Valladolid)

Ya sea por recuperar una de las tradiciones más antiguas de la zona en el ámbito agrícola o por disfrutar de una jornada diferente en la que compartir momentos únicos con los amigos la realidad es que la octava edición de la Fiesta de la Siega de Nava del Rey se convirtió en el punto de encuentro de multitud de vecinos de la localidad y curiosos que no quisieron dejar pasar la oportunidad de vivir en primera persona «una experiencia ya que pasamos unas horas muy completas con muchos amigos y, sobre todo, recuperando una de las labores de faena del campo» aseguró uno de los participantes que no dudó ni un segundo en parar de recoger el fruto del campo para almorzar, ponche y rosquillas, como manda la tradición.

En esta ocasión y como aseguraron desde la Asociación El Cribero, asociación encargada de organizar este evento, la participación fue superior a la de las pasadas ediciones ya que «este año hemos tenido suerte puesto que el día de la siega no ha coincidido con otras celebraciones como pudieran ser bodas» explicó el presidente de El Cribero, Marcos Rodríguez, quien cifro en más de un centenar las personas que participaron en la primera parte de la fiesta.

Los festejos para rememorar los trabajos tradicionales en el campo se iniciaron a las ocho de la mañana en la Cámara Agraria, emplazamiento desde el que los segadores y las espigadoras encaminaron sus pasos hacía la tierra de labranza de

Valdeladrones, situada detrás de la ermita de Nuestra Señora de la Concepción, donde iniciaron las labores propias de la siega.

Una vez finalizada la primera parte de la jornada lúdico-festiva los asistentes disfrutaron del tradicional almuerzo campestre y al término se afanaron en la recogida de la mies. Alrededor de las doce de la mañana se puso en marcha la trilla y una vez finalizado todo el proceso y el almuerzo los asistentes disfrutaron del concierto a cargo de Vanesa Muela.

La Asociación de El Cribero se fundo en 1995 por un grupo de jóvenes interesados en la música y bailes tradicionales. La formación del grupo está a cargo de un profesional que imparte la teoría y práctica del folklore castellano. Entre los objetivos figura el conocimiento y la difusión del folklore en general y del de Nava del Rey en particular, realizando intercambios culturales con otras asociaciones de la Comarca y actuaciones durante las fiestas de La Función y Los Novillos.

Fotos

Vídeos