Vocación por la enseñanza

Rosa, Soraya y Álvaro, en su centro de formación./L. N.
Rosa, Soraya y Álvaro, en su centro de formación. / L. N.
Rosa Alonso, Soraya Herrero y Álvaro Salvador ponen en marcha el centro Arces 3 Formación
Laura Negro
LAURA NEGROValladolid

Sus vidas han transcurrido paralelas y comparten la misma vocación por la enseñanza. Rosa Alonso y Soraya Herrero son amigas desde hace años, más tarde compañeras de trabajo y ahora socias, junto con Álvaro Salvador, de un nuevo proyecto de emprendimiento, Arces 3 Formación, un centro de formación para niños y adultos.

Ellas dos coincidieron en el instituto, también en la universidad y, finalmente, acabaron trabajando juntas en la misma empresa de formación durante 16 años. Ambas cuentan con una larga experiencia formativa a sus espaldas y reconocen que tienen pasión por enseñar. Un día se plantearon ponerse por su cuenta para poder desarrollar sus propias ideas y modelos de negocio. Álvaro, marido de Soraya, era el que más las animaba para que pusieran en práctica aquellos proyectos soñados.

Arces 3 Formación

Emprendedores.
Rosa Alonso (42), licenciada en Filología Inglesa; Soraya Herrero (41), licenciada en Filología Inglesa; y Álvaro Salvador (36), economista.
Fecha de inicio de la actividad.
15 de junio de 2017
Contacto.
Plaza de los Arces, 3, Bajo. 47003 Valladolid. 983 448 565 y 640 867 592. www.arces3formacion.es

Él es economista y Máster en Negocio Internacional. Toda su vida laboral ha transcurrido en el sector de la banca, en departamentos de negocio especializado de empresas e internacional en ciudades como Málaga, Madrid y Valladolid. «Llegó un momento en mi vida en el que necesitaba un cambio. Siempre he sido un apasionado de la economía, de las inversiones bursátiles y de la búsqueda de nuevos mercados. Tenía inquietud de emprender, aunque nunca la había desarrollado», explica. Tanto animó a su esposa y a su amiga que, al final, a él también le entró el gusanillo y finalmente decidieron emprender los tres juntos. «Nosotras teníamos la idea muy clara de lo que queríamos para nuestro centro de formación y Álvaro tenía experiencia con el desarrollo de negocio. Juntos formábamos el equipo perfecto», explican estas socias.

Lo primero fue la búsqueda de local. Tras realizar un exhaustivo análisis poblacional de las diferentes zonas de Valladolid, optaron por montar su centro de formación en la zona centro, donde además ellas tenían más experiencia y conocían el perfil de público objetivo.

«Nos habíamos planteado abrir a finales de año, pero encontramos el local idóneo y no podíamos dejarlo escapar. Tras hacer el plan de negocio y cuadrar numéricamente la idea, vimos que era viable a medio-largo plazo», justifican los tres, que dejaron sus respectivos empleos para poner en marcha el negocio cuanto antes. Adecuaron el local a las exigencias normativas vigentes y comenzaron con los trámites burocráticos y la elección la forma jurídica más adecuada para su empresa, optando por una sociedad limitada.

También han solicitado ayudas, como la subvención para empresas de nueva creación del Ayuntamiento de Valladolid. «Hemos sido seleccionados para participar en el proyecto Live Consulting, promovido desde la Agencia de Innovación y Desarrollo Económico, que consiste en sesiones de consultoría en vivo que nos ayuda a mejorar nuestras competencias para lograr la sostenibilidad del proyecto empresarial», explican estos socios que tienen las tareas bien repartidas. Así, Rosa ha asumido la jefatura de estudios, Soraya la dirección comercial y Álvaro la dirección financiera.

Arces 3 Formación ha nacido con la ilusión de ayudar a niños, adolescentes y adultos en su aprendizaje, siempre en grupos muy reducidos. Tienen su propio método de trabajo, ARCE, basado en el Acercamiento, Reflexión, Cambio y Crecimiento y Evolución. «Todas nuestras formaciones las realizamos de un modo familiar, cercano y totalmente personalizado. Con un seguimiento y una comunicación constantes. Intentamos conocer las circunstancias y motivaciones de nuestros alumnos como base para un trabajo académico», explica Rosa.

Comunidad más grande

Esta comunidad de aprendizaje es cada vez más grande. Actualmente cuenta con siete profesores contratados a tiempo parcial, cada uno especializado en un área con el fin de que los padres y alumnos encuentren una solución integral en un mismo espacio. Ofrecen formación en inglés, francés e informática y en el caso de los niños, además, apoyo escolar de diferentes asignaturas. Su oferta se completa con talleres, actividades de inmersión lingüística y cursos en el extranjero.

«También nos dirigimos al sector empresarial. Diseñamos cursos de idiomas acordes a las necesidades de la empresa, bien en forma de clases particulares o en grupos, desplazándonos al lugar de trabajo. Gestionamos fondos de formación Tripartita y ayudamos a certificar el nivel de inglés, con profesores bilingües y nativos», aclara Álvaro. Otro de sus puntos fuertes es la atención psicopedagógica para ayudar en la prevención y detención de problemas de aprendizaje, adaptación y desarrollo de la personalidad de los alumnos. «Cuando empiezas un negocio lo haces con ilusión y grandes expectativas. Emprender te hace crecer a todos los niveles y te obliga a estar aprendiendo constantemente», explica Soraya.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos