De Vizcaya a Valladolid para emprender una nueva aventura

Lorena Riol en las instalaciones de su empresa, Sendazul. /L.N.
Lorena Riol en las instalaciones de su empresa, Sendazul. / L.N.
Lorena Riol ha creado Sendazul, un locar de alquiler para celebrar fiestas privadas
Laura Negro
LAURA NEGRO

Lorena Riol (39) se crió en el barrio de Astrabudua, en el municipio de Erandio (Vizcaya) y en 2014 se trasladó a Valladolid con toda su familia. Una ciudad en la que se ha sentido muy bien acogida y que ahora le ha dado la oportunidad de emprender en el sector del ocio y del tiempo libre con Sendazul, un salón privado para eventos y cumpleaños.

De cerca

Emprendedor.
Lorena Riol Casado (39).- Administrativo.
Fecha de inicio de la actividad.
Febrero de 2017.
Contacto.
Camino Viejo de Simancas, 12J 47008 Valladolid. Telf.: 622 459 574 , www.sendazul.com

Su vida laboral arrancó cuando tenía 19 años y los últimos 8 los pasó trabajando como administrativa y contable en una asesoría. Aquello le llenaba, pero tuvo que dejarlo en el momento en el que a su marido le trasladaron de ciudad. Una vez en Valladolid, antes de solucionar su vida laboral, quiso asegurarse de que su familia estuviera totalmente adaptada a su nueva vida. «Esperé un año, para que mis hijas estuvieran integradas en el colegio y en el barrio. Pasado ese tiempo, necesitaba ya actividad y enseguida me puse a buscar trabajo», recuerda.

«Me di cuenta de que aquí, cuando se reunía la gente, siempre lo hacía en bares o restaurantes, y los cumpleaños infantiles siempre se celebraban en hinchables o establecimientos de juegos de bolas. Echaba de menos un espacio que se pudiera alquilar y disfrutar de forma totalmente privada. En Vizcaya si que existían este tipo de negocios pero en Valladolid no», explica.

El local, lo más complicado

Tras detectar este nicho de mercado, comenzó a informarse sobre los requisitos legales y burocráticos, hizo un análisis de la competencia y un plan de viabilidad. Entonces se dio cuenta de que realmente era un negocio que podía tener éxito y que le permitiría compaginarlo con su vida familiar, algo fundamental para ella. Muy animada, comenzó con la búsqueda de local, que resultó más complicada de lo que ella esperaba. «Buscaba un sitio diáfano, que no fuera excesivamente grande y que tuviera dos ambientes, uno para niños y otro para mayores», relata esta emprendedora. Finalmente encontró un espacioso local en el Camino Viejo de Simancas, en régimen de alquiler. Pronto lo tuvo acondicionado y decorado de forma acorde al tipo negocio que quería poner en marcha.

El local lo tuvo listo en diciembre de 2015. Primeramente comenzó alquilándolo como particular, pero esto le limitaba bastante a la hora de ofrecer otros servicios adicionales. Así estuvo funcionando hasta que, en febrero de 2017 quiso dar un paso más y darse de alta como autónoma. «Vi que el negocio funcionaba, que cada vez estaba más solicitado por los clientes y quise añadir más servicios a mi oferta, entre ellos, la animación infantil y el catering, así que tomé la decisión de darme de alta como autónoma. Actualmente me estoy beneficiando de la rebaja en la cuota mensual de la Seguridad Social», explica.

Sendazul es un local con aforo para 50 personas, que se alquila por días u horas con derecho a uso de todo el menaje y equipamiento. «Aquí los clientes vienen a pasárselo bien. Luego de limpiar y de recoger ya me ocupo yo», explica Lorena Riol. Ella misma se encarga de las animaciones infantiles cuando los clientes le solicitan este servicio. «Es algo con lo que disfruto muchísimo. Los niños están encantados y los padres más, porque saben que sus pequeños están atendidos mientras ellos pasan también un buen rato tomando algo tranquilamente en la sala contigua. Si el número de niños es muy elevado, contrato los servicios de otra animadora. Existe también la posibilidad de contratar un mago. Todo siempre adaptado a la edad de los niños», añade esta emprendedora que se está sacando el carné de monitor de ocio y tiempo libre.

El local de Sendazul está dotado con todo el menaje necesario para cualquier comida o cena familiar o negocio. También dispone de televisión con la posibilidad de visualizar eventos de pago, proyector, equipo de música y wifi, todo para que cualquier evento bautizo, comunión, cumpleaños, fiesta sorpresa o despedida de soltero, se celebre con total intimidad y comodidad. Lorena ha pensado también en la seguridad y divertimento de los más pequeños, por ello, una de las salas dispone de una alegre decoración infantil, con juguetes y disfraces para disfrute de los niños. «Lo mejor de todo es la libertad que tiene el cliente. Si no quiere contratar el servicio de catering o la merienda infantil, tiene la opción de traer su propia comida o bebida, algo que agradecen mucho», añade la promotora de este negocio.

Además de acomodarse a las necesidades de cada cliente, Sendazul se adapta a todos los bolsillos, ofreciendo presupuestos personalizados. El precio base de lunes a jueves es a partir de 15 euros por hora y los fines de semana a partir de 25 euros por hora. «Estoy muy satisfecha con mi proyecto. Es una actividad novedosa, que está teniendo una gran acogida y que además, me permite una perfecta conciliación con mi vida familiar», resume esta emprendedora.

Fotos

Vídeos