Un tour por el subsuelo

Zona visitable de las bodegas de Medina del Campo. / F. J.

Medina inicia su proyecto piloto para impulsar sus bodegas de casco histórico como recurso turístico

Patricia González
PATRICIA GONZÁLEZMEDINA DEL CAMPO

El Ayuntamiento de Medina del Campo a través de la Concejalía de Desarrollo Local iniciará el próximo mes de julio las primeras visitas guiadas y de carácter gratuito a varias bodegas subterráneas situadas en el casco histórico del municipio. Esta iniciativa, que nace como una experiencia piloto, es la primera de las acciones beta implementada en la red de trabajo europeo City Centre Doctor, red en la que la administración local trabaja de manera intensa desde hace más de un año cuando el municipio fue seleccionado para formar parte del programa de fondos europeos URBACT III.

Durante la visita, los participantes, podrán conocer de primera mano parte del patrimonio subterráneo que posee la villa de las ferias y la importancia que tuvo el vino en la Comarca Tierras de Medina durante los siglos XVI y XVII. Los tours por el subsuelo del municipio serán el primer paso del proyecto de recuperación de estos bienes patrimoniales ocultos y desconocidos para la gran mayoría de la población de la localidad ya que, una vez testadas las impresiones de los visitantes, el Ayuntamiento tiene en mente formalizar este proyecto antes del término del vigente mandato y desarrollar varias iniciativas vinculadas al mundo del enoturismo a través de la Ruta del Vino Rueda.

Esta experiencia piloto será presentada a partir de las ocho y media de la tarde de hoy en las Reales Carnicerías en el acto de inauguración de la nueva exposición realizada por los miembros de la Asociación Fotográfica Aficionados Medinenses (AFAM) del municipio. Y es que la temática de esta nueva muestra es precisamente las bodegas situadas en el término municipal y en el núcleo rural agrupado de Rodilana.

«A través de la exposición, los medinenses podrán conocer algunas de las bodegas que ya hemos catalogado e inventariado. Ahora el segundo paso del proyecto de recuperación del patrimonio subterráneo de Medina del Campo será la puesta en marcha de visitas guiadas por lo que los asistentes a la exposición y todos aquellos que quiera formar parte de la iniciativa deberán inscribirse» explicó el técnico del área de Desarrollo Local, David Muriel, para concretar que una vez que tengan elaborado el listado de visitantes se organizaran los itinerarios a varias bodegas situadas en las proximidades del casco histórico.

40 bodegas en el censo

El pasado verano el Ayuntamiento inició el que es uno de los proyectos más novedosos en materia de Desarrollo Local de este mandato: poner en valor las bodegas subterráneas del término municipal. Desde entonces los técnicos de esta concejalía y varios becarios pertenecientes al programa europeo de educación, formación, juventud y deporte Erasmus+ han catalogado cerca de 40 bodegas en Medina del Campo y en Rodilana.

«Durante todo este tiempo hemos visitado cerca de medio centenar de bodegas de las que hemos estudiado sus características y registrado en una base de datos que hemos creado para este proyecto» comentó Muriel, que puntualizó también que «tenemos localizadas alrededor de cien bodegas. A finales de este año tendremos catalogadas todas las que están situadas en el casco histórico de Medina del Campo».

Además de agradecer la participación ciudadana, la administración medinense también contó con la colaboración del Ayuntamiento de Nava del Rey, municipio que hace media década decidió inventariar las 421 bodegas que posee. A parte de ser pioneros en este tipo de estudio, los navarreses, realizan desde hace algo más de un año y medio visitas guiadas a una de las bodegas de la Inquisición que tiene una longitud de 900 metros. Estas visitas, según detallan desde el Ayuntamiento de Nava del Rey, han supuesto un punto de inflexión en materia turística. Tal es así que ya son muchos los vecinos de Nava y de otros municipios que deciden apuntarse a esta experiencia subterránea.

Iniciativas empresariales

Medina del Campo y toda su comarca era a principios del siglo XVI un importante centro de producción de vino. A pesar de que desde hace décadas la comarca ha recuperado este medio de vida, no se produce ni el 30% de lo que se producía en siglos pasados, aseguró Muriel, quien puntualizó que las bodegas estarían situadas en la antigua zona de extramuros de la villa. En la actualidad esta zona sería toda la Avenida Portugal, Plaza Mayor de la Hispanidad y algunas callejuelas del casco histórico. Fuera del municipio, Rodilana sería uno de los puntos más potentes con cientos de bodegas sin datar. Una vez finalizada la fase de inventario, el Ayuntamiento comenzaría a dar los primeros pasos para poner en valor el patrimonio subterráneo.

Fotos

Vídeos