Un vídeo de contenido sexual es la principal prueba contra los padres de la bebé intoxicada

Furgón de la Guardia Civil tras abandonar los juzgados de Valladolid. / Atlas

La grabación fue entregada por el progenitor como acusación contra su pareja en la 'guerra' que mantienen por la separación

M. J. Pascual
M. J. PASCUALValladolid

Se abrieron ayer dos procedimientos judiciales distintos, aunque, ambos, con los mismos protagonistas: N. R. G., de 25 años, y D. V. C., de 31, vecinos de la capital vallisoletana y padres de la bebé de un año que el pasado miércoles dio positivo alto en cocaína. La sustancia tóxica fue detectada en el organismo de la pequeña cuando se le realizaron una serie de pruebas en el Clínico, mientras sus progenitores eran detenidos por la Policía Nacional en medio de acusaciones mutuas de abusos a la menor y violencia de género. Desde el día después, la pequeña ha permanecido por orden del juez bajo la guarda y custodia provisional de la Junta y está ingresada en planta en el Clínico. Al término del día de ayer el juez ordenó prisión comunicada y sin fianza para los padres.

Fuentes próximas a la investigación señalaron que la niña, que «está en perfecto estado» y sobre la que no hay evidencias de que haya sido sometida a malos tratos, según los exhaustivos exámenes médicos que se le han realizado, pudo haber ingerido la droga que se detectó durante las pruebas toxicológicas en días anteriores «de manera accidental».

Dos interrogatorios

Al mediodía de ayer, ambos detenidos eran trasladados desde las dependencias de la Comisaría de Delicias hasta el Juzgado de Instrucción 1 de Valladolid, en funciones de guardia, para ser interrogados, en presencia del fiscal de menores, sobre su hija y un vídeo de supuesto contenido sexual en el que aparece la niña con su madre. Esta grabación fue entregada a la Policía por el padre para incriminar a su expareja, al parecer, en el marco de una complicada separación. El vídeo, al parecer grabado con un teléfono móvil, es la principal prueba de cargo que, junto con las declaraciones contradictorias realizadas por los detenidos respecto de la grabación, llevó al juez de guardia a decretar el ingreso en prisión preventiva, comunicada y sin fianza de ambos, al filo de las tres de la tarde de ayer.

Fotos

Vídeos