El eurodiputado sancionado por machismo reincide y culpa a las mujeres trabajadoras de la despoblación

El eurodiputado polaco Janusz Korwin-Mikke. / REUTERS

La vallisoletana Iratxe García se enfrentó en marzo al político polaco por defender que las mujeres cobren menos y ahora pide que se le castigue por culpar a las féminas de la baja natalidad por «no quedarse en casa»

EL NORTE

La batalla de la eurodiputada vallisoletana Iratxe García contra el eurodiputado polaco de extrema derecha Janusz Korwin-Mikke llega a un nuevo capítulo. En marzo, la representante europea del PSOE pidió que fuera sancionado por argumentar en el hemiciclo que las trabajadoras «deben ganar menos que los hombres porque son más débiles, más pequeñas, menos inteligentes» y le advirtió de que ella acude al Parlamento Europeo a representar a los ciudadanos «en igualdad de condiciones» y para «defender a las mujeres europeas de hombres como usted». Tras estos hechos, el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, sancionó al eurodiputado polaco con treinta días sin dietas (que equivalen a unos 9.000 euros en total), así como con la prohibición de determinadas actividades parlamentarias durante un año. Sin embargo, esta relativa victoria le costó a Iratxe García amenazas de muerte que puso en conocimiento de la Guardia Civil.

Meses después, y a pesar de todo lo ocurrido, Janusz Korwin-Mikke vuelev a la carga contra las mujeres según informa El Correo. Esta vez las culpa de la despoblación rural por trabajar fuera de casa. «La culpa del problema demográfico es de que las mujeres trabajen fuera de casa y no tengan más hijos. Hay que decirlo porque todas se empeñan en trabajar fuera de casa», señaló.

Iratxe García ha reclamado la apertura de una investigación para evaluar posibles sanciones al eurodiputado. El vicepresidente del Parlamento Europeo Dimitrios Papadimoulis ha recogido la petición de García y afirmó que la trasladará a la Mesa del Parlamento Europeo. Korwin-Mikke tomó la palabra para señalar que la eurodiputada española «ha hecho algo muy grave, atentar contra la libertad de expresión».

«Señor Korwin-Mikke, las mujeres somos libres para decir si queremos o no trabajar fuera de casa y si queremos o no tener hijos. Si alguien debería quedarse en casa son los misóginos que quieren coartar a las mujeres», le respondió la eurodiputada vallisoletana.

Fotos

Vídeos