Valladolid inaugura la primera ruta ecuestre certificada de la región

Paisajes de la ruta ecuestre./
Paisajes de la ruta ecuestre.

El nuevo recurso enoturístico y deportivo permite recorrer Medina del Campo, La Seca y Rueda, en el corazón de la Ruta del Vino de Rueda

EL NORTEValladolid

Valladolid cuenta ya con la primera Ruta Ecuestre Certificada de Castilla y León, un innovador recurso que permite recorrer las localidades de Medina del Campo, La Seca y Rueda, situadas en el corazón de la Ruta del Vino de Rueda, según han informado fuentes del Ayuntamiento medinense.

Se trata de un nuevo recurso enoturístico y deportivo; una novedosa Ruta Ecuestre y de Senderismo homologada por la Real Federación de Hípica Española de Turismo Ecuestre y por la Federación de Deportes de Montaña, Escalada y Senderismo de Castilla y León.

La inauguración se ha realizado hoy, tras la firma del protocolo de compromiso de los tres Ayuntamientos implicados y la Ruta del Vino de Rueda para el mantenimiento y promoción del itinerario.

La ruta ha sido creada con el objetivo de unir, en un itinerario circular, recursos turísticos destacados de la zona en el ámbito del enoturismo, patrimonio, deporte y naturaleza, convirtiéndose así en una nueva oferta de ocio que introduce a la Ruta del Vino de Rueda en la Marca Turismo Ecuestre España.

Está pensada para realizarse tanto a pie como a caballo o en bicicleta, contando para ello con dos tipos de señalización concretas para que no haya ningún problema y puedan convivir todas las opciones del circuito.

Mediante un recorrido circular de 39,5 kilómetros, que une las localidades de Rueda, La Seca y Medina del Campo, los jinetes, caminantes y ciclistas podrán descubrir el triángulo de oro de la Ruta del Vino de Rueda a través de sus típicos paisajes de viñedos y bodegas, además de conocer el rico legado patrimonial que atesoran las tres localidades vallisoletanas.

La Real Federación de Hípica Española Turismo Ecuestre ha homologado el itinerario tras verificar que cumple los requisitos de seguridad, calidad y señalización y además, considera que este nuevo recurso participa en la conservación de las vías pecuarias y pone en valor la zona rural en la que se desarrolla, contribuyendo al crecimiento económico de la misma.

Este proyecto ha sido financiado por los tres ayuntamientos entre los años 2016 y 2017, con un presupuesto de unos 20.000 euros, y ha contado con la colaboración de la Ruta del Vino de Rueda.

El fin, a medio y largo plazo, es que se convierta en germen de una red de itinerarios ecuestres y senderos que unan el resto de localidades de la Ruta del Vino de Rueda.

Fotos

Vídeos