El PP de Valladolid critica que el Ayuntamiento «sobreactúa» al decretar el corte de tráfico

Dos personas circulan por el centro en bicicleta / ALBERTO MINGUEZA

Los 'populares' consideran que no se han superado los niveles de partículas en suspensión indicados en el Plan de Acción contra la contaminación atmosférica

EL NORTEValladolid

El Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Valladolid ha criticado este viernes que el equipo de Gobierno dirigido por el alcalde, Óscar Puente, «sobreactúa» al decretar el corte del tráfico en el centro de la ciudad pues interpreta que no se han superado los niveles de partículas en suspensión indicados en el Plan de Acción contra la contaminación atmosférica.

La concejal de Medio Ambiente y Sostenibilidad, María Sánchez, ha anunciado este viernes que, ante la previsión de que hoy se supere el nivel establecido de partículas en suspensión, tanto las PM 10 como las PM 2,5 para la situación 2 de aviso.

Según el comunicado del Grupo Municipal Popular, recogido por Europa Press, «no se han superado los niveles de partículas durante tres días seguidos para estar en una situación de aviso» y simplemente el equipo de Gobierno habla de previsión de que esto ocurra «si hoy se volvieran a superar los valores de los días anteriores».

El texto del Plan de Acción señala que, en lo relativo a las partículas en suspensión, se establece la situación de aviso si la media de estos contaminantes «el día anterior» es de 50 microgramos en el caso de las PM 10 y de 25 microgramos en las PM 2,5 en más de una estación. En las primeras, a las 15.00 horas todavía no se ha superado la media, pero en las segundas la media ya se encuentra en 32 microgramos en la estación de la Rubia II.

En todo caso, el PP considera que, incluso en el caso de que se superen los niveles el protocolo aprobado por el tripartito «no obliga a cortar el tráfico» y contempla medidas informativas, medidas de promoción del transporte público y medidas de restricción del tráfico como la limitación de la velocidad a 30 km/hora en el casco histórico, algo que ya se ha aplicado varias veces el pasado verano en situación 2 a causa de superación de los niveles de ozono troposférico.

El PP ha añadido que «en Madrid, con índices de polución muy superiores a los de Valladolid, el Ayuntamiento no ha prohibido el tráfico dentro de la M-30», mientras aquí se prohíbe la circulación en el casco histórico en medio de un puente, «en el que ya es perceptible la disminución del tráfico rodado».

Por toro ello, el PP considera que la decisión es «una medida de propaganda» más que «en pro de la salud pública», al tiempo que ha reprochado que, como recomienda el Plan de Acción, no se incremente el número de autobuses urbanos a la calle, ni de las bicicletas de alquiler durante las restricciones al tráfico, medidas que los 'populares' entienden como «de obligado cumplimiento» según el protocolo aprobado por el equipo de Gobierno al que se refieren como «tripartito».

El corte de tráfico anunciado desde las 8.00 horas de este sábado al lunes a las 22.00 horas -si bien la concejal ha informado de que se levantará entre las 22.00 y las 8.00 del sábado y del domingo- «lo único que va a conseguir es perjudicar al comercio y a los servicios del centro y a un buen número de trabajadores», a juicio del PP.

Además, se han quejado de «la demora en el aviso», lo que prevén que «va a pillar por sorpresa a muchos vecinos que se han tomado unos días de asueto, y que cuando regresen se encontrarán con la sorpresa de un nuevo corte de tráfico injustificado».

Los 'populares' entienden que ante estos episodios de contaminación se debería de actuar «de forma proporcionada» y no aplicar «medidas más restrictivas que las que se adoptan en ciudades fuertemente contaminadas como Madrid». De hecho, han recomendado «comparar el cielo de una y otra ciudad».

Finalmente, han introducido una crítica a la gestión de Auvasa por parte del equipo de Gobierno, lo que interpretan que es «la contaminación más alta», pues por un lado se compran autobuses «con motores diésel», se «penaliza a los particulares que los usan» y también han «tensado las relaciones con los trabajadores impidiendo favorecer el transporte público en episodios como estos, para disuadir del uso del vehículo privado».

Fotos

Vídeos