Los tribunales cierran cinco años de litigios en Turismoto con la absolución de Mariano Parellada

Mariano Parellada, durante la celebración de Pingüinos en Puente Duero en 2012./Ramón Gómez
Mariano Parellada, durante la celebración de Pingüinos en Puente Duero en 2012. / Ramón Gómez

La Audiencia revoca la sentencia que condenó al expresidente del club organizador de Pingüinos por el gasto de 12.301 euros en un viaje a Faro de 38 personas en 2014

J. Sanz
J. SANZValladolid

La Audiencia Provincial acaba de cerrar cinco años de litigios entre los actuales directivos del motoclub Turismoto y los anteriores, encabezados por su expresidente, Mariano Parellada, con la anulación de la sentencia que condenó a este último y a otros tres exsocios por un gasto realizado en 2014, cuando la entidad abonó 12.301 euros para sufragar un viaje de 38 personas a una concentración motera en Faro (Portugal). Los cuatro han sido absueltos ahora por el tribunal al entender los magistrados que aquel viaje se enmarcó en la «manera habitual del club de subvencionar actividades destinadas a la promoción de Pingüinos» en el extranjero, según recoge el fallo notificado el pasado viernes.

La sentencia, contra la que aún cabe un recurso de casación ante el Tribunal Supremo, viene a admitir el recurso interpuesto por Mariano Parellada, su hermano, su mujer y un cuarto exsocio contra la condena a todos ellos dictada el 31 de mayo de 2017 por el Juzgado de Primera Instancia número 7 por el «dispendio» realizado en aquel viaje, que les obligaba a devolver los 12.301 euros que abonó el motoclub para un gasto aprobado cuando los cuatro aún formaban parte de la junta directiva, de la que salieron finalmente el 14 de enero de 2016 fruto de las disensiones surgidas entre ellos y los otros seis integrantes de la misma.

Y fueron precisamente estos seis socios, hoy responsables de Turismoto, presidido ahora por Emilio Simó, los que interpusieron en su día la demanda contra la gestión de sus antecesores por una serie de gastos que ahora, cinco años después del inicio de las disputas internas que condujeron a la suspensión temporal de Pingüinos en 2015 y 2016, los tribunales consideran legales o acordes, al menos, con la dinámica habitual del club. Cabe recordar que el ponente de la sentencia, Francisco Salinero, fue el mismo que obligó a finales de 2015 a incluir en la junta directiva de Turismoto a los seis socios discordantes con Parellada –aquella decisión conllevó la posterior dimisión del presidente días antes de la celebración de una moción de censura contra él mismo–.

Así que el magistrado, conocedor de los entresijos del club, recuerda que sus socios debieron impugnar en su momento la decisión de su órgano directivo de sufragar aquel viaje promocional a Faro e incide en que, a pesar de que «el funcionamiento de Turismoto no era un modelo», aquel gasto «tampoco resultó excesivo si se considera como una subvención individual –a razón de 323 euros por cada uno de los 38 asistentes–».

Mariano Parellada, hoy responsable del motoclub La Leyenda Continúa, destacó ayer que la sentencia «confirma que la anterior junta directiva no actuaba arbitrariamente sino velando por los intereses del club» y destaca que el fallo, «aunque tarde, viene a resarcir la situación y el reconocimiento de los socios como tales».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos