Tres miembros de la banda del mazo, detenidos por robar motores de Renault

Los motores recuperados.

Los sospechosos, vinculados al grupo de Pipi, sustrajeron el trailer en abril y la mercancía ha sido recuperada en Toledo

EL NORTESegovia

Los últimos flecos de la ‘operación Bemeta’, en la que fue desarticulada la banda del BMW después de sumar un botín de veinte millones de euros en cinco meses, llevaron a los agentes a la localidad toledana de Borox, donde han podido recuperar ahora los 138 motores de Renault que el grupo había sustraído a principios de abril de la capital vallisoletana al llevarse un camión cargado con la mercancía, valorada en más de doscientos mil euros, del aparcamiento de la factoría del rombo situado en el polígono industrial Jalón, frente al de San Cristóbal. Los agentes han detenido a cuatro sospechosos, vinculados al grupo dirigido por el vallisoletano Luis R. D., ‘Pipi’, acusados de la sustracción de tres camiones en Valladolid, Soria y Torrejón de Ardoz (Madrid).

Más información

Los investigadores de la Policía Nacional, que ya desarticularon el grueso de la banda entre marzo y abril –el cabecilla cayó el 10 de marzo en Laguna de Duero–, han resuelto así uno de los últimos asaltados cometidos por este grupo al que acusaron de perpetrar la friolera de 126 robos durante cinco meses frenéticos, incluidos los robos de 59 coches, en su mayoría BMW, con los que llegaron a protagonizar peligrosas huidas de los agentes.

Pero los camiones era uno de sus fuertes y a los robos ya conocidos del grupo, incluido el de un camión cargado también de motores que fue recuperado en febrero en Olmos de Esgueva, se suman el de un segundo vehículo pesado con el mismo material en abril. Los agentes localizaron inicialmente la cabeza tractora en Seseña (Toledo) y después encontraron el de Borox, en el que no solo recuperaron los 138 motores sino también un cargamento de lotes de alimentación, procedentes de sendos robos idénticos en Soria y Torrejón. Dos de los detenidos están acusados de los robos físicos de los vehículos pesados y los otros dos, un empresario y su empleado, de receptación del botín, que está valorado en su conjunto en medio millón de euros.

Fotos

Vídeos