Tres años de prisión para el responsable de la compañía aérea Just Fly por estafar a 70 clientes

Salida del primer vuelo de la compañía Just Fly a Palma de Mallorca desde el aeropuerto de Valladolid./El Norte
Salida del primer vuelo de la compañía Just Fly a Palma de Mallorca desde el aeropuerto de Valladolid. / El Norte

El Norte
EL NORTEValladolid

El Juzgado de lo Penal número 2 ha impuesto una pena de tres años de prisión al titular de la compañía aérea Just Fly, Darío Alberto Q. de P, por delito de estafa sobre cerca de setenta clientes, entre ellos una docena de agencias de viajes, por la venta de billetes entre la primavera y el verano de 2014 para volar entre Villanubla y distintas ciudades españolas y europeas, sin que finalmente los viajes llegaran a efectuarse.

En su fallo, el juzgador entiende que los hechos son constitutivos de un delito continuado de estafa y, amén de la referida pena privativa de libertad-el fiscal había pedido tres años y medio y los tres años y seis meses pedidos por la acusación particular, ejercida por el letrado Pablo Tejerina-, impone al condenado el pago de las costas y el abono, con responsabilidad civil de la Compañía Aeronáutica Europea, de las indemnizaciones correspondientes a los perjudicados, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

El ahora condenado, mayorista establecido en la localidad madrileña de Las Rozas, constituyó en marzo del 2014 Compañía Aeronáutica Europea S. L. con un capital social de 3.000 euros. Esta sociedad dio de alta el nombre comercial de Just Fly y ofertaba vuelos desde Valladolid a otras ciudades españolas entre las que también estaban Valencia y Málaga.

Según la Policía, Aeronáutica Europea no podía ejercer tal actividad fuera de la Comunidad de Madrid al no constar inscrita en el Registro de Turismo de Castilla y León. Pese a ello, Quiroga llegó a abrir una oficina de Just Fly en la plaza de Rosarillo, en donde llegó a contratar a una comercial, cuyo testimonio fue clave para esclarecer su operativa delictiva.

La empresa se instaló en Valladolid en el mes de mayo de 2014 y realizó una gran difusión en los medios de comunicación para ofrecer durante el periodo estival hasta nueve vuelos semanales a diferentes destinos, desde el aeródromo vallisoletano.

De todos ellos, finalmente sólo salieron cinco, y lo hicieron con retrasos «considerables». En la mayor parte de los casos, los vuelos fueron cancelados con menos de 24 horas de antelación, sin previo aviso y sin dar ninguna alternativa a los usuarios, lo que ocasionó «un grave perjuicio» a los pasajeros y agencias de viajes que intermediaban en la comercialización de los billetes.

El número de perjudicados se elevó a setenta, entre particulares y distintas agencias de viajes de la provincia de Valladolid que vendían los billetes a clientes a los que finalmente tuvieron que indemnizar o comprar otros billetes con el consiguiente incremento de costes.

Ya en el mes de julio un pasajero denunció ante el Cuerpo Nacional de Policía a la compañía después de que siete viajeros no tuvieran vuelo de vuelta desde Palma de Mallorca a Valladolid, el cual «no existía», por lo que tuvieron que adquirir nuevos billetes con otra compañía aérea para regresar a la capital vallisoletana vía Madrid.

Posteriormente, en septiembre afectados por la compra de billetes por Internet a Just Fly se constituyeron en plataforma y presentaron una demanda conjunta para reclamar los gastos ocasionados por la suspensión de vuelos. Por ello, los agentes procedieron a la detención del administrador de la compañía, de 44 años, al que pusieron a disposición de la autoridad judicial, que decretó su libertad con cargos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos