Treinta detenidos en la mayor macrorredada contra el blanqueo de dinero de la droga en Valladolid

Los diecisiete vehículos intervenidos durante la redada, junto a las patrullas, en el patio de Las Eras./J. S.
Los diecisiete vehículos intervenidos durante la redada, junto a las patrullas, en el patio de Las Eras. / J. S.

Los agentes intervinieron 17 coches de lujo a los miembros del clan de Barrio España

J. Sanz
J. SANZ

La mayor redada policial contra el blanqueo de dinero procedente del narcotráfico llevada a cabo en la historia reciente de la capital contra un mismo clan, esta vez afincado en Barrio España, se saldó entre el martes y el miércoles con la friolera de treinta detenidos y diez investigados más en una operación en la que participaron más de doscientos agentes y en la que se registraron treinta viviendas, fincas y naves de los sospechosos tanto en la capital como en, al menos, ocho pueblos de la ­provincia, además de en Zamora y Cuéllar. Los cuarenta implicados pasarán a disposición judicial a lo largo de la jornada de hoy en calidad de investigados por los delitos de integración de organización criminal, tráfico de drogas y blanqueo de capitales, ­según confirmaron ayer fuentes del caso.

Más información

La operación, que comenzó en la madrugada del pasado martes y que concluyó ayer por la mañana, con los dos últimos registros, ha permitido a los policías nacionales, coordinador por el titular del Juzgado de Instrucción número 1, desmantelar, al menos, dos laboratorios de marihuana en el camino de Palomares y en La Cistérniga, intervenir más de tres kilos de esta droga ya elaborada, además de pequeñas cantidades de otras sustancias estupefacientes (‘speed’...), e incautarse de ­diecisiete vehículos, en su mayoría de lujo, además de otros bienes también de lujo, distintas armas y dinero en ­metálico.

El antecedente del poblado

Para encontrar un operativo de semejantes dimensiones en la capital, dirigido abiertamente contra el blanqueo de dinero procedente de la venta de droga por parte de un mismo clan, como sería el caso, hay que remontarse a 1998, cuando una redada similar condujo a prisión a los cabecillas del clan de Los Monchines, doce de los cuales fueron condenados a penas tres años y tres meses de prisión por blanqueo en 2005. Sus bienes, incluidos sus seis flamantes chalés construidos al borde la carretera de Madrid, en La Pedraja de Portillo, fueron ­intervenidos y allí, abandonados, continúan hoy.

Otro clan, esta vez de Barrio España, ha sido el blanco ahora, veinte años después de aquella redada en el desaparecido poblado de La Esperanza, de una operación aún mayor en cuanto al volumen de agentes participantes, registros, detenidos y bienes intervenidos. Y también, como entonces, con cantidades escasas de droga incautadas. De manera que los cuarenta investigados, asistidos por una legión de abogados, tendrán que comenzar a explicar ante el juez que dirige la operación el origen de sus bienes, en la mayoría de los casos de lujo, incluidas sus casas y sus vehículos.

Los GEO participaron en los veintiséis registros

Los refuerzos llegados desde Madrid para apoyar el amplio despliegue policial durante la macrorredada contra un clan del pasado martes incluyó una unidad del Grupo Especial de Operaciones (GEO) de la Policía Nacional, además de a decenas de agentes de las unidades de Intervención Policial (UIP). Todos ellos protegieron los veintiséis registros simultáneos realizados ese día en la capital y en ocho pueblos de la provincia -dos más tuvieron lugar ayer y otros dos en Zamora y Cuéllar-. La presencia de los GEO es poco habitual y cuando se produce es por la potencial peligrosidad de los investigados. Hace un año ya estuvieron en Huerta del Rey en la desarticulación de un clan que falsificada dinero.

Solo en la lista de los vehículos intervenidos, que permanecen custodiados en el patio central de la Comisaría de la Policía Nacional de Las Eras –en las fotografías–, figuran dos flamantes BMW, un Porsche y un Bentley, además de otros modelos más moderados. Fuentes de la investigación apuntaron ayer que durante los registros de los domicilios de los sospechosos se encontraron con flamantes fincas, una de ellas con cinco flamantes casas en la misma parcela, y un sinfín de bienes de lujo.

Sin sitio en los calabozos

La mayoría de los detenidos e investigados en esta causa están vinculados al clan de Los Varela, un grupo familiar asentado, sobre todo, a caballo entre Barrio España y Santovenia; si bien los registros de sus bienes se extendieron a otros puntos de la capital, como el citado camino de Palomares, y a La Cistérniga, Tudela de Duero, Laguna de Duero, Aldeamayor de San Martín, Cigales, Sardón de Duero o Villabáñez. En dichas localidades se realizaron 28 de los 30 registros llevados a cabo por el amplio operativo policial y judicial, mientras que los otros dos ­tuvieron lugar en Zamora y Cuéllar.

Las furgonetas de los antidisturbios durante los registros en la calle 29 de Diciembre de Tudela.
Las furgonetas de los antidisturbios durante los registros en la calle 29 de Diciembre de Tudela. / El Norte

Los treinta detenidos colapsaron literalmente los calabozos de la Comisaría de la calle Gerona (Delicias), donde literalmente no había sitio en las dos últimos noches para los arrestados por otras causas, según destacaron ayer las fuentes consultadas, que apuntaron que las pesquisas sobre esta organización se han prolongado durante seis meses.

Los agentes, al margen de los bienes incautados, sí consiguieron localizar un laboratorio ‘indoor’ de marihuana con plantas en distintas fases de crecimiento en La Cistérniga y otro, aunque vacío, con el material (focos y demás parafernalia) listo para el cultivo en otra finca del camino de Palomares, junto a la ronda ­norte.

La operación continúa abierta bajo un absoluto hermetismo oficial por parte del Cuerpo Nacional de Policía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos