La tormenta de este domingo dejó nueve litros por metro cuadrado en 20 minutos en Valladolid, algo extraordinario

Zona de la Antigua donde se produjeron balsas de agua. /G. VILLAMIL
Zona de la Antigua donde se produjeron balsas de agua. / G. VILLAMIL

La gota fría ocasionó inundaciones en viviendas, colegios y en la factoría de Renault

Jorge Moreno
JORGE MORENOVALLADOLID

La tormenta caída en la tarde del ayer, domingo, provocó una precipitación de 9 litros por metro cuadrado en apenas 20 minutos, una circunstancia extraordinaria para los metereólogos y fruto de la gota fría que está provocando en la península ibérica inundanciones en los últimos días. En el caso de Valladolid, las precipitaciones llegaron a afectar incluso a la producción de la factoría de Renault, en Laguna de Duero.

En toda la jornada del domingo, la provincia vallisoletana registró 10,2 litros por metro cuadrado, una precipitación normal en un espacio de 24 horas. «Lo que es extraordinario ha sido la lluvia de 6 litros por metro cuadrado en apenas 10 minutos, o de 9 litros en 20 minutos. Es una cantidad de mucha intensidad», explicó Juan Pablo Álvarez, responsable de la Agencia Estatal de Metereología en Castilla y León.

La tormenta de Valladolid había descargado de forma intensa antes en la zona de Morales de Toro (Zamora) con 15 litros por metro cuadrado, de los cuales 13,4 litros lo fueron en diez minutos.

El agua caída provocó numerosas balsas en la capital, interrupción de electricidad en los semáforos e inundaciones en viviendas, bajos y residencias universitarias, como el de Monferrant.

También la tormenta afectó a las instalaciones de Renault en Laguna de Duero, donde el personal de prevención y bomberos de la compañía automovilística se tuvo que esforzar para evitar que afectase a la maquinaria de fabricación.

También la tormenta afectó a las instalaciones de Renault en Laguna de Duero, donde el personal de prevención de la compañía automovilística se tuvo que esforzar para evitar que afectase a la maquinaria de fabricación.

Pese a ello, la red interna de saneamiento de la factoría se vio incapaz de asumir todo el caudal que cayó, provocando que agua saliera por varias de las arquetas. Por este motivo, se tuvo que paralizar la red eléctrica, lo que obligó a suspender parte de la producción durante cerca de cuatro horas en el turno del grupo de Mecanizados, que opera durante el fin de semana.

«Se llegó a parar la producción por seguridad. Transcurrida la tormenta, la red fue poco a poco absorbiendo el agua volviendo a la normalidad», indicaron fuentes de Renault. Desde el sindicato CGT se pidió ayer a la dirección que mejore las instalaciones de Laguna para evitar riesgos. Las líneas de producción de piezas en Mecanizados del turno de la noche volvieron funcionar normalmente tras resolverse el incidente pluvial.

Desde la Agencia Estatal de Metereología se recordó que esta Depresión Aislada en Niveles Altos (Dana), o gota fría, se podía volver a repetir a lo largo de la tarde de este lunes 23, en puntos como la zona de Villalar de los Comuneros o Tordesillas, aunque finalmente la provincia ha esquivado las tomentas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos