Teresa López considera que el grupo municipal popular «ha rebasado los límites en Valladolid»

Teresa López, en la rueda de prensa del PSOE Valladolid./R.Valtero/ICAL
Teresa López, en la rueda de prensa del PSOE Valladolid. / R.Valtero/ICAL

Acusa a Carnero de ser el instigador de la estrategia de interrupciones a Óscar Puente en los plenos

Antonio G. Encinas
ANTONIO G. ENCINAS

Cuando Óscar Puente dijo que empezaba a temer que se alcanzara la agresión física en los Plenos del Ayuntamiento, dice Teresa López que ella pensaba que se refería «tal vez» a una agresión verbal o a la institución. «Hasta que vi el comportamiento de algunos de sus concejales fuera de cámara, y no del señor Bermejo o del señor Puente, porque que a uno le toquen la cara y le den palmaditas... Creo que se han rebasado todos los límites». No quiso desvelar la secretaria provincial del PSOE quiénes fueron los protagonistas de ese encontronazo físico en los pasillos tras un Pleno, aunque no es reciente.

Asegura López que la tensión va a disminuir, aunque por lo argumentado durante su intervención en defensa del alcalde de Valladolid parece complicado que así sea. «No están acostumbrados a que alguien les diga que no están en el uso de la palabra. Han utilizado las instituciones como un cortijo», espetó.

Y es que en el origen de esta discrepancia cada vez más tensa se encuentra, a juicio de Teresa López, el hecho de que en el grupo municipal popular no soporta que Óscar Puente tome la palabra. «Cuando llamo para anular la reunión -prevista para aplacar los ánimos-, Carnero me dice lo que ya me había contado Puente y es que los motivos por los que se produce la tensión en el Pleno y es la intervención del señor Puente en los plenos. Cuando toma la palabra, el grupo popular se cabrea. Nunca les limita los tiempos. No tiene que ver con que les mande callar por salirse del tema, sino que tiene que ver con que el señor Puente interviene en los plenos».

Algo a lo que el alcalde, en cualquier Pleno de España, tiene derecho. Incluido el propio Jesús Julio Carnero como presidente de la Diputación Provincial. «Carnero preside y dirige los plenos de la Diputación e interviene cuando le da la gana. En las mociones de contenido ideológico claro que interviene y tiene la última palabra», señaló.

Teresa López considera que el culpable de este incremento de la tensión en los plenos es el grupo popular y, como responsable último, el propio Jesús Julio Carnero. «El señor Bermejo -portavoz y expulsado del último Pleno por interrumpir seis veces al alcalde- es el brazo ejecutor del señor Carnero, que es quien manda arengar y romper el orden del Pleno», aseveró López.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos