Teresa Alario reclama más formación y recursos contra la violencia de género

Teresa Alario, secretaria de la Comisión de Igualdad de la UVA y directora de la Cátedra de Estudios de Género
Teresa Alario, secretaria de la Comisión de Igualdad de la UVA y directora de la Cátedra de Estudios de Género / Enrique Camina

Castilla y León es una Comunidad «diferente» al resto de España, ya que se registran menos denuncias

EL NORTE

La secretaria de la Comisión de Igualdad de la Universidad de Valladolid y directora de la Cátedra de Estudios de Género, Teresa Alario, ha reclamado hoy más formación para docentes y alumnos del ámbito universitario y más recursos económicos para luchar contra la lacra de la violencia de género.

Durante su intervención en la comisión no permanente de las Cortes para evaluar el cumplimiento y efectividad de la Ley contra la violencia de género de 2010, la catedrática ha presentado a los diferentes grupos parlamentarios el trabajo del equipo de 42 personas que tiene a su cargo en la Universidad.

En primer lugar, Alario ha señalado las peculiaridades que hacen de Castilla y León una Comunidad «diferente» al resto de España, ya que en el territorio autonómico se registran «menos denuncias» que en resto del ámbito nacional, factor que va acompañado de un «descenso» de la violencia.

Sin embargo, los expertos aún desconocen a qué se debe este dato que evidencia que en Castilla y León se denuncian menos casos de violencia de género, a pesar de que el año pasado se registró un aumento en el número de víctimas mortales a causa de esta lacra, que se elevaron a seis, lo que es síntoma de que «la punta del iceberg es más evidente, pero la base del mismo más pequeña».

Es decir, los casos de violencia de género que ocurren en la Comunidad son más graves, pero han descendido en número, un hecho que hay que «investigar detenidamente» y sacar las «conclusiones adecuadas», ha remarcado la catedrática.

Una violencia de género que parte, según ha detallado, de la concepción patriarcal de la sociedad en la que vivimos, donde se ejerce violencia contra las mujeres por «el mero hecho de serlo», algo que hay que «erradicar» por medio de «campañas intensas, investigación y formación» a los profesionales y a la sociedad.

Por todo ello, Alario ha hecho un llamamiento a las Administraciones, para que «no escatimen» en esfuerzos para financiar proyectos y apoyar a las universidades en sus investigaciones contra este «problema social», pues en España falta «una formación permanente multidisciplinar que rompa con el sexismo y promueva la igualdad», ha sentenciado.

Además de la experta universitaria, en la comisión de seguimiento también ha intervenido la viceconsejera de Ordenación del Territorio y Relaciones Instituciones de la Consejería de la Presidencia de la Junta, María de Diego, quien ha centrado su intervención en destacar la importancia de la asistencia que se hace desde la Administración por vía del teléfono 012 a las mujeres.

En este aspecto, de Diego ha explicado las características esenciales de este servicio y las peculiaridades que lo diferencian de su homólogo a nivel nacional, el 016.

En primer lugar, la viceconsejera ha destacado el carácter autonómico del mismo, que hace que la atención sea «más acorde» a las necesidades de las mujeres castellano y leonesas y, en segundo lugar, ha subrayado la atención psicológica que ofrece este canal y que fue requerida en casi el 50 por ciento de los casos el año pasado, en las más de 725.000 llamadas recibidas.

Pero el aspecto que ha generado más dudas entre los distintos grupos parlamentarios ha sido la disponibilidad de este servicio que, a diferencia del 016, no cuenta con una asistencia las 24 horas del día los siete días de la semana.

Hechos que para de Diego no suponen un problema, ya que ha detallado que la mayoría de llamadas para este servicio se realizan en su horario hábil, por lo que ha sentenciado que un servicio las 24 horas del día sería «innecesario», ya que las consultas más graves deben realizarse directamente al 112, ha concluido.

Fotos

Vídeos