Teleoperadores del 112 piden a la UE que controle los fondos del servicio

Delegados sindicales del Servicio 112 de Valladolid, ayer, en el Parlamento Europeo.

Tres representantes se entrevistan en Bruselas con el presidente de la Comisión de Empleo

Jorge Moreno
JORGE MORENOValladolid

Representantes de los trabajadores del Servicio de Emergencias 112 de Castilla y León y del 061 se entrevistaron ayer en Bruselas con funcionarios de la Comisión de Empleo del Parlamento Europeo, para solicitarles que supervisen los fondos Feder que se destinan a estos servicios regionales, entre los que se encuentra el de la comunidad autónoma.

En el centro de Valladolid, situado en el antiguo edificio del Hospital Militar, trabajan 130 teleoperadores que dependen del Grupo Norte, empresa que durante los últimos cuatro años ha tenido la concesión del servicio. La Junta ha vuelto a convocar una nueva licitación este mes de septiembre, por un importe de 1.408.050 euros y 18 meses.

A la reunión en Bruselas acudieron tres delegados sindicales de Valladolid, que recordaron al alemán Thomas Händel, presidente de la Comisión de Empleo, que las aportaciones del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) «se están usando para enriquecer a empresas privadas que obtienen el máximo beneficio económico gracias a las condiciones laborales».

Los sindicatos recordaron a Händel que los fondos europeos, que son entregados a las diferentes comunidades autónomas, deben ser utilizados para impulsar el desarrollo y el ajuste estructural entre las regiones. Además insistieron que mientras en países de la Unión Europea, como Francia o Alemania, los servicios de emergencias son gestionados por las regiones o el Estado (en la Comunidad de Madrid también el 112 está bajo la supervisión directa del Gobierno regional), en autonomías como Castilla yLeón lo gestionan mercantiles privadas que utilizan sedes públicas.

Los trabajadores solicitaron ayer que la UE haga cumplir la exigencia de la titulación profesional para poder ejercer como operador del 112.

En España se aprobó en el 2011 un decreto sobre cualificaciones profesionales, entre las que se incluye la categoría de teleoperadores de atención, gestión y coordinación de emergencias, que está dirigida especialmente para los trabajadores de este sector.

En el caso de Castilla y León, algunos de los empleados del servicio poseen esta acreditación, aunque otros. Su acceso se podría mediante dos años de experiencia, o con cursos que se realizan. En la sala del centro de Valladolid trabajan alrededor de 80 teleoperadores que atienden las llamadas de solicitud de ambulancias y de otras emergencias sanitarias. Su retribución es de unos 900 euros mensuales, a la que se suman complementos de unos cien euros más por objetivos. En cuanto a normativa, la plantilla del 112 está adscrita al convenio estatal de Telemarketing. Sin embargo, en comunidades como Madrid, Cantabria o Baleares son personal laboral. Esta fue otra de las reivindicaciones que trasladaron, y que busca unificar a todos los empleados de estos servicios en España.

Finalmente, los representantes de los trabajadores indicaron que las empresas penalizan si durante las llamadas recibidas se anotan mal los datos para acudir a los domicilios.

Fotos

Vídeos