Tala de álamos en la carretera de Aguasal, en Olmedo

Carretera de Aguasal./C. C.
Carretera de Aguasal. / C. C.

El PSOE denuncia que el proyecto del carril bici en ejecución no contempla la supresión de árboles

C. CATALINAOlmedo

La portavoz del grupo socialista del Ayuntamiento de Olmedo, María Blanco Ortúñez, ha presentado un escrito en el registro municipal en el que pide al regidor olmedano, Alfonso Centeno Trigos, que no se lleve a cabo la tala de los álamos situados en la margen izquierda de la carretera de Aguasal como consecuencia de las obras del carril-bici que se están ejecutando en esa zona.

En dicho escrito solicitan que si la tala ha de producirse por un error técnico, «se insta al responsable a asumir su error de cálculo o diseño y plantee alguna alternativa que no pase por la tala de los álamos, árboles de un gran valor ecológico ya que se trata de ejemplares de más de cuarenta años».

Desde el PSOE se señala que han tenido conocimiento de una ‘supuesta’ tala que no aparece reflejada en el proyecto técnico de ejecución de obras del mencionado carril-bici, por lo que consideran que la misma debe ser objeto de exposición pública ya que se trata de una obra financiada a través de Planes Provinciales.

Los socialistas olmedanos consideran que cortar esos árboles, además de un error, es una contradicción: «Construir un carril-bici, que es una obra que ha de servir para proteger y preservar el medioambiente, potenciando la bicicleta como medio de transporte sostenible, no puede ser compatible con talar árboles de más de cuarenta años», señala María Blanco .

Seguridad

A este respecto, desde el equipo de gobierno se ha señalado que la tala de dichos álamos no responde a una decisión caprichosa, sino de seguridad, tanto para las personas como para los bienes, teniendo en cuenta las consideraciones de la dirección de la obra, la empresa contratista, que esta ejecutando la misma; y Aqualia, que gestiona el servicio municipal de suministro de agua, que no recomiendan el mantenimiento de especias arbóreas de este tipocon el fin de evitar problemas en el futuro, «habida cuenta de que como consecuencia de su gran porte y altura, el necesario corte de raíces en la zona más próxima al trazado, por donde discurrirá el carril-bici, debilitara su sujeción pudiendo provocar a la larga su caída».

Al mismo tiempo se hace referencia al gran deterioro que sufre el acerado actual y los problemas que cada vez, y con más frecuencia, se están produciendo en las redes de abastecimiento y saneamiento, «como consecuencia de las grandes raíces de dichos arboles». Yrecuerdan al PSOE que no hace tanto tiempo, por este mismo motivo, el Consistorio se vio obligado a talar más de una docena de ejemplares de álamos que había plantados entre el acerado de la avenida Lope de Vega.

Fotos

Vídeos