Suspendidos de militancia por un año los tres ediles de Sí Se Puede en el Ayuntamiento de Valladolid

Charo Chávez, Héctor Gallego y Gloria Reguero, en un pleno./
Charo Chávez, Héctor Gallego y Gloria Reguero, en un pleno.

La Comisión de Garantías les censura aceptar invitaciones a espectáculos y eventos

El Norte
EL NORTEValladolid

La Comisión de Garantías Democráticas de Podemos Castilla y León ha acordado suspender de militancia durante un periodo de un año e inhabilitar en el desempeño de cargos en el partido o en representación del mismo a los tres concejales en el Ayuntamiento de Valladolid de la formación instrumental Sí Se Puede -creada por el partido 'morado' para concurrir en las Elecciones Municipales de 2015-, Charo Chávez, Héctor Gallego y Gloria Reguero.

Contenidos relacionados

Con la resolución, que aún no es firme, ya que cabe recurso en un plazo de 15 días hábiles desde su notificación, la Comisión de Garantías da la razón, en parte, al secretario general de Podemos Valladolid, Daniel García del Blanco, quien trasladó la denuncia a los concejales de Sí Se Puede por varios motivos.

La resolución impone sanción de un año de inhabilitación para el desempeño de cargos en el seno del partido o en representación del mismo, y suspensión de militancia durante un periodo de tiempo de un año por la comisión de una infracción muy grave, al considerar que actúan en ejercicio de cargos públicos de forma contraria a los principios de Podemos, y otra grave por "desoír las directrices adoptadas por el Consejo Ciudadano Municipal de Valladolid y la Asamblea ciudadana".

El aspecto "más importante y verdaderamente determinante", según la resolución, es la constitución del Grupo Municipal de Sí Se Puede como una estructura de partido paralela que ha utilizado la formación instrumental para esquivar las directrices del Consejo Municipal de Podemos.

"Estamos ante una infracción muy grave de los principios organizativos y del código ético de Podemos. La ciudadanía vallisoletana ha depositado su confianza en un grupo de inscritos de Podemos que, bajo el mandato de una Asamblea Ciudadana Municipal, no ha reconocido en ningún momento de forma efectiva la dirección política ni ha respetado el código ético y documentos organizativos de Podemos", recoge la resolución.

Por otro lado, la denuncia imputaba a los tres concejales, Charo Chávez, Gloria Reguero y Héctor Gallego, varios incumplimientos de la línea política de Podemos, de los cuales la resolución entiende que sólo se han violado dos de ellos: la aceptación de entradas e invitaciones a espectáculos y eventos y la contratación de un empleado técnico en el Grupo Municipal sin informar al Consejo Ciudadano.

Por el contrario, la Comisión de Garantías considera que no se han incumplido otros aspectos que se imputaban a los ediles en la denuncia, como la aceptación de las medallas e insignias de concejales, la suscripción de un seguro con cargo al erario público o la no limitación de sus retribuciones como diputado provincial a tres veces el salario mínimo interprofesional (SMI), ya que el edil Héctor Gallego que es también representante en la Diputación sí que propuso limitar todos los sueldos a esa cantidad.

Recurso

El Grupo Municipal de Sí Se Puede en el Ayuntamiento de Valladolid ha anunciado este lunes que recurrirá el acuerdo de la Comisión de Garantías de Podemos Castilla y León por el que se suspende de militancia y de ejercicio de cargos representativos a los tres concejales de dicha formación, ya que consideran que contiene "inexactitudes" y que le faltan pruebas.

En un comunicado recogido por Europa Press, el partido instrumental impulsado por Podemos para las Elecciones Municipales de 2015, ha explicado que trabaja ya en la redacción del recurso contra el acuerdo de la Comisión de Garantías Democráticas de Podemos Castilla y León fruto de una de las denuncias interpuestas por el exsecretario general de Podemos Valladolid, Daniel García.

El recurso, han recordado, deberá ser estudiado por la Comisión Estatal de Garantías, que tomará la última decisión sobre este asunto ya que consideran que son "muchas las inconcreciones, inexactitudes y mentiras que se vierten en el escrito fruto de la falta de pruebas presentada por la parte denunciante".

Sí se Puede Valladolid ha insistido en que la denuncia interpuesta por Daniel García es "solo un paso más en la estrategia de desacreditación hacia los grupos municipal y provincial mantenida desde el mes de junio del año 2015".

"Esto simplemente es un paso más en todo este proceso que, como todos conocéis, se inició en 2015 con la denuncia del exsecretario general de Podemos Valladolid, Daniel García, con su Consejo Ciudadano, que también ha dimitido. Es un acuerdo que no es firme y en lo que respecta a Sí se Puede, está lleno de falsedades, ausencia total de pruebas, errores, contradicciones", ha aseverado la portavoz de Sí se Puede Valladolid, Charo Chávez.

Frente a ello, han defendido que, desde que llegó a las instituciones, Sí se Puede ha trabajado "arduamente" en los ámbitos del Ayuntamiento y la Diputación para "avanzar en el rescate ciudadano provocado por años de crisis, en la recuperación de los derechos perdidos como consecuencia de los recortes y en un progreso social, justo y sostenible para todos los vecinos de Valladolid y de la provincia".

"La ciudadanía, que es lo más importante, tiene claro cuál ha sido nuestro trabajo", ha defendido la portavoz de Sí se Puede Valladolid, quien asegura que el proceso es cansado pero que hay que seguir adelante para zanjarlo. "Es molesto que constantemente pongan en duda determinadas cuestiones cuando además no pueden demostrarlo", ha concluido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos