Subasta de obras de arte urbano para los huérfanos por violencia de género

Las obras, expuestas en Recoletos, en Madrid, durante su creación. /Madrid Street Art Project
Las obras, expuestas en Recoletos, en Madrid, durante su creación. / Madrid Street Art Project

El precio de salida es de 750 euros y se puede incrementar la puja de cincuenta en cincuenta para dotar un fondo de becas

CÉSAR R. CABRILLO

El Paseo de Recoletos de Madrid acogió el pasado 12 de diciembre once obras que crearon en directo diez artistas (cinco hombres y cinco mujeres) con el lema #DerechosEnIgualdad. La número once se hizo con participación ciudadana. Todas las obras tenían como tema la igualdad y ahora, desde el Consejo General de la Abogacía, se ha decidido subastar todas estas obras. El fin de esta puja es recaudar fondos para donarlos al Fondo de Becas Soledad Cazorla para menores huérfanos por violencia de género. La subasta se realiza a través de la web de Abogacía y estará activa hasta el día 15 de febrero. El precio de salida de cada obra es de 750 euros y a partir de ahí las pujas deben subir al menos cincuenta euros. En el proyecto, coordinado por Madrid Street Art Project, participaron artistas jóvenes muy ligados con el mundo del arte urbano, alguno de ellos muy conocidos. El Consejo General de la Abogacía es pionera en esta iniciativa solidaria. En su último Congreso de Derechos Humanos decidió unirse a la lucha por la igualdad efectiva entre hombres y mujeres. «Al igual que el año pasado decidimos visibilizar el tema de la inmigración, este año apostamos por un tema que nos afecta a toda la sociedad como la igualdad de género», comenta Cristina Llop.

La vicesecretaria de comunicación y marketing de la Abogacía señala que normalmente todas las iniciativas tomadas las hacen internamente, pero en esta ocasión decidieron ser «foco de atención» porque la igualdad es un tema «que afecta a toda la sociedad».

«Pensamos que la mejor manera de concienciar a todo el mundo sobre la igualdad era a través del arte urbano», señala Llop. Y para llevar a cabo sus ideas pidieron la colaboración de Madrid Street Art Project, que no se pensó dos veces formar parte del proyecto porque siempre han sido muy partidarios de juntar el arte urbano con la denuncia social. La asociación fue la encargada de buscar a los mejores artistas jóvenes que pudieran crear en vivo las diez obras en las que plasmaron su visión personal sobre la igualdad. «Siempre tratamos de contribuir al avance hacia la igualdad real y efectiva entre todas las personas, a través del comisariado y la difusión de proyectos artísticos que remen en esta dirección», confirman desde la organización.

Entre todos los diez artistas que han sacado sus pinturas a subasta hay dos castellanos y leoneses.La vallisoletanaCinta Arribas colaboró con su obra 'Acabado en A'. La ilustradora guarda grandes recuerdos de su participación porque es un tema que a ella siempre le ha interesado mucho y porque fue «diferente» a lo que suele hacer.

Todavía hay tiempo

Por otro lado, también participó el zamorano Antonio Feliz 'Parsec', conocido por los murales que plasmó en las fachadas de las casas, corrales y tapias de Castrogonzalo, una aldea de Zamora que apenas cuenta con 495 habitantes.

Con su obra 'Stronger Together', Parsec trató de plasmar su idea sobre la igualdad: «Hice varios bocetos y decidí que no quería hacer algo obvio, quería algo más poético y por ello pensé en pintar una alegoría a la igualdad en el núcleo familiar porque estando juntos somos más fuertes, no vincular las tareas del hogar a la mujer, sino encontrar la equidad para avanzar. A través de las rocas, que son una especie de micromundos flotando traté de plasmar esta idea, porque aunque el camino es complicado, pero es necesario concienciar a las personas y, si los pintores podemos aportar nuestro granito de arena para mostrar nuestro punto de vista sobre este tema, podemos ayudar a progresar a la sociedad».

Hasta el próximo día 15 todavía hay tiempo para pujar por las obras, ya que se espera poder vender todas para prestar ayuda al trabajo que realiza el Fondo de Becas Soledad Cazorla para menores huérfanos por violencia de género.

La entidad, que surgió tras la muerte de la primera fiscal de violencia de género, trabaja hoy en día con una docena de chicos y chicas y se encuentra estudiando otros tres casos a los que prestar ayuda. «Desde Abogacía hemos encontrado un gran apoyo en nuestra causa. Acciones como estas son siempre de agradecer, porque cualquier ayuda es necesaria y es que los niños en ocasiones están desamparados por la administración y aunque las familias se vuelcan con ellos, apenas reciben una pensión que les pueda ayudar», comenta Joaquín García Taboada, promotor, junto a los hijos de Soledad Cazorla, del fondo de becas.

Tanto desde Abogacía como desde el Fondo, así como todos los que formar parte del proyecto, animan a la gente a que participe en la puja para conseguir mayor dinero y poder ayudar a más huérfanos. Con lo recaudado se esperan conceder becas de 2.000 euros para los huérfanos que lo necesitan. Acciones como esta promueven la solidaridad de la sociedad, que debe concienciarse de la igualdad plena entre hombres y mujeres, así como erradicar de raíz la violencia de género para poder progresar en esta sociedad juntos hacia un futuro mejor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos