Del sistema educativo a la vida laboral

Leyre Losada y Ángel Palomino, de Patrimonio Inteligente./Laura Negro
Leyre Losada y Ángel Palomino, de Patrimonio Inteligente. / Laura Negro

El Ayuntamiento y la Universidad de Valladolid rubrican un acuerdo para la inserción laboral de universitarios recién titulados

LAURA NEGRO Valladolid

En un panorama como el actual, encontrar un empleo no es tarea fácil, y más si se trata del primer trabajo. Leyre y Héctor son dos de los noventa jóvenes que este año han conseguido ese difícil primer contacto con el mundo laboral gracias al Ayuntamiento de Valladolid. Dentro del Plan de Empleo Municipal 2017, y en el marco de los Programas de Mejora de la Inserción Laboral, la Concejalía de Hacienda y Promoción Económica, a través de la Agencia de Innovación y Desarrollo Económico y en colaboración con la Fundación General de la Universidad de Valladolid (FUNGE), ha puesto en marcha dos programas de estancias en prácticas no laborales que servirán para la retención del talento joven de Valladolid, con el capital humano que cada año forma la Universidad.

Leyre Losada tiene 24 años. En 2015 se graduó en Historia del Arte y ante las escasas perspectivas de trabajo que se le presentaban, decidió estudiar un Máster en Educación Secundaria que le ayudaría a tener mayores opciones laborales. «Pertenecía a la bolsa de titulados de FUNGE y me enteré de la existencia del Programa General de Estancias de Prácticas No Laborales para titulados sin experiencia y decidí apuntarme. En enero me preseleccionaron dos empresas y en febrero ya estaba en prácticas», explica esta joven recién titulada.

La empresa que la seleccionó fue Patrimonio Inteligente Castilla y León, S. L., una consultora patrimonial a nivel nacional. Su tutor durante la estancia fue Ángel Palomino, director de Estrategia y Comunicación, quien se muestra muy satisfecho con esta nueva forma de crear equipo dentro de su plantilla. «Estas becas no las utilizamos como un sistema para abaratar costes. Nuestro objetivo es incorporar nuevos talentos a nuestros proyectos de innovación, ya que consideramos que los jóvenes recién titulados tienen una nueva forma de ver la realidad, mucha capacidad e iniciativa. Es una forma estupenda para que el resto de empleados mejoremos también gracias a ellos, estemos más actualizados y hagamos que esta empresa sea cada vez más dinámica», asegura.

La estancia de prácticas no laborales de Leyre finalizó el pasado mes de julio. Durante seis meses esta joven recibió una beca de apoyo de 450 euros brutos mensuales y su inclusión en la Seguridad Social, con una jornada laboral del 80 %. «Al integrarme en el equipo estuve diseñando y desarrollando proyectos culturales y de gestión de patrimonio cultural. Esta estancia formativa me ha permitido adquirir experiencia relacionada con mi formación. Tenía los conocimientos, pero no sabía aplicarlos. En esta empresa y gracias a este programa, he podido desarrollarlos en el campo de la gestión cultural», explica muy satisfecha con su trabajo.

A la vuelta del verano, el esfuerzo y dedicación de Leyre se vieron recompensados con un contrato en prácticas de seis meses por parte de la empresa. «Leyre daba el perfil que nosotros necesitábamos. Sus capacidades y voluntad han hecho el resto. Tenemos un nivel de exigencia alto y ella está perfectamente integrada en la estructura de trabajo de la empresa», completa Palomino, su jefe.

Segundo convenio

El segundo convenio firmado entre Ayuntamiento y Universidad ha sido el del Programa de Estancias en Prácticas No Laborales para Proyectos de Internacionalización o I+D+i, que se inició por primera vez el año pasado con una convocatoria piloto de carácter experimental. Estaba destinada a titulados de la UVA que desarrollaron su actividad en las empresas con proyectos de internacionalización y de I+D+i, sectores clave para el desarrollo del tejido empresarial y de la propia ciudad.

Jessica Montero y Héctor Trigueros, de Befesa.
Jessica Montero y Héctor Trigueros, de Befesa. / L. N.

Héctor Trigueros fue uno de los recién titulados que quiso formar parte del programa y fue seleccionado por Befesa Aluminio, una empresa internacional dedicada al reciclaje de residuos de la industria del aluminio. Graduado en Ingeniería Química, este joven de 24 años valora positivamente esta oportunidad del primer contacto con el mundo laboral. Su estancia como técnico de I+D duró 6 meses en la empresa, durante los cuales recibió una beca de apoyo de 600 euros brutos, al 100 % de la jornada laboral y alta en la Seguridad Social.

«Estoy muy agradecido por esta oportunidad. Encontrar un empleo sin experiencia es dificultoso, por eso, me considero muy afortunado. El trabajo me encanta, la empresa me ha acogido estupendamente y además, lo puedo compaginar con mis estudios del máster en ingeniería química. No puedo pedir más», señala este joven, quien continúa en la empresa con un contrato en prácticas que se prolongará hasta el mes de febrero. Su tutora en la empresa durante este periodo fue Jessica Montero, responsable de I+D+i, quien valora de forma positiva este programa que fomenta la inclusión de los recién titulados en el mundo laboral. «Incorporar a estos jóvenes en nuestra plantilla nos aporta muchos conocimientos, y nosotros contribuimos también a mejorar los suyos. Vienen con muchas ganas de aprender y se les da la oportunidad de conocer el sector industrial al que muchas veces es difícil acceder», explica Montero.

Redoblar esfuerzos

Las convocatorias de 2015 y 2016 de estas prácticas no laborales fueron un éxito, tanto por el número de solicitudes, como por el porcentaje de contratación laboral de los participantes, una vez finalizada su estancia. Por este motivo, el Ayuntamiento ha decidido redoblar esfuerzos para esta nueva convocatoria de 2017, aumentando el presupuesto total hasta los 471.000 euros e incrementando el número total de becas los dos programas, pasando de las 90 de la anterior edición, hasta las 120 actuales. Aquellas empresas interesadas en acoger recién titulados con una de estas becas, pueden solicitarlo hasta el próximo 24 de noviembre. Por su parte, los titulados de la UVA que quieran participar en el programa pueden registrarse en www.uvaempleo.es. Las prácticas darán comienzo en febrero de 2018.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos