La sequía «no provocará restricciones en el consumo humano» de los vallisoletanos

Jardines de Poniente secos por la falta de riego / Henar Sastre

Los riegos de urgencia palían la situación crítica de los jardines de la capital a la espera de evaluar los daños

J. Sanz
J. SANZVALLADOLID

La sequía en la que está inmersa la provincia desde hace más de un año, y que mantiene bajo mínimos los embalses de la Cuenca del Duero –anclados en la mitad de su volumen habitual–, «no provocará restricciones en el consumo humano», según coincidieron ayer en señalar la concejala de Medio Ambiente, María Sánchez, y fuentes de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD). La comisión de seguimiento de la sequía del organismo de cuenca, de hecho, se reunirá mañana para evaluar la situación y, en especial, estudiar «fórmulas en torno al punto más delicado de la comunidad, como es la localidad de Astorga».

Noticias relacionadas

Así que el agua, por ahora, continuará manando con normalidad por los grifos de la capital, y del conjunto de la provincia; al contrario que ocurre desde el 16 de agosto en los aspersores que riegan más de la mitad de las zonas verdes de la ciudad a causa de la prohibición de efectuar riegos con el agua del Pisuerga. «La época de regadío como tal ya ha concluido y no hemos recibido nuevas órdenes de la CHD, así que todo sigue igual», reconoce la edil de Medio Ambiente, quien explica que «los riegos de urgencia autorizados por la Confederación han paliado ligeramente la situación en puntos críticos como son el Campo Grande o Las Moreras –allí se riega un par de veces a la semana por las noches– y en el resto continuamos los riegos con cisternas para evitar incendios e intentar salvar la vegetación». Aún es pronto, reconoce la concejala, para evaluar los daños causados por casi dos meses de riegos ínfimos en los jardines del centro y oeste de la capital.

El pleno municipal, de hecho, aprobó ayer por unanimidad las dos mociones presentadas por el PP para estudiar fórmulas para reducir el volumen de agua utilizado para el riego. «Vamos a destinar veinte mil euros para realizar un estudio en este sentido el año que viene para estar preparados ante futuras sequías», aclaró Sánchez.

Fotos

Vídeos