Seis años para la pareja en cuyos clubes de Valladolid y Burgos fueron hallados 16 gramos de 'coca'

Centro de Aranda de Duero. / S. G.

La defensa había solicitado la absolución del matrimonio al considerar acreditado que las cantidades de droga que tenía era para consumo propio

EL NORTE Valladolid

La Audiencia de Valladolid ha impuesto penas de seis años de cárcel al matrimonio propietario de dos clubes de alterne en Peñafiel (Valladolid) y Aranda de Duero (Burgos) en los que la Policía Nacional se incautó de un total de 16 gramos de cocaína, sustancias que según alegaron los condenados eran para su consumo y el de las "chicas" que trabajaban en los mismos.

Ese fue al menos el alegato exculpatorio de la pareja formada por E.B.F, alias 'Nano', y G.P, conocida como 'Diana', quienes han sido condenados cada uno de ellos a seis años de prisión y al pago de una multa de 1.920 euros, frente a los siete años de privación de libertad que solicitó el Ministerio Fiscal, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Tanto 'Nano', que solía estar en el club El Castillo de Peñafiel, como 'Diana', al cargo fundamentalmente del Mississippi de Aranda aunque se movía entre los dos, coincidieron al señalar que la cocaína era para su consumo y el de las trabajadoras, ya que la mayoría también toman drogas.

Según el relato de 'Nano', su mujer era la que compraba la droga para ella y otras chicas y era la encargada de repartirla, motivo por el que hacía papelinas y contaba con una báscula para comprobar también si quien se la vendía les había "engañado" o no.

Su esposa 'Diana' confirmó este extremo y añadió que las "chicas" le daban dinero por adelantado y le decían la cantidad que querían. Si con ocasión del registro, el 27 de enero de este año, había más cantidades, es porque tenían previsto irse de vacaciones de forma inminente, para lo que presentaron como prueba unos pasajes de avión.

En cuanto a las cantidades de dinero intervenidas (5.750 euros), también justificaron que tenían diferentes cantidades por la necesidad de hacer pagos a proveedores ese mismo día, un viernes, cuando además aseguraron que se hizo una recaudación de las máquinas tragaperras, por lo que había más dinero.

Préstamos a las 'chicas'

Por otro lado, respecto de las anotaciones con nombres y cantidades de dinero que el fiscal atribuyó a deudas adquiridas por consumidores de drogas a los que supuestamente abastecían, la pareja aclaró que se trata de préstamos que hacían a las mujeres que trabajaban allí.

A lo largo del juicio, además de numerosos agentes de la Policía que intervinieron en los registros de los clubes, testificaron otras dos mujeres. Una de ellas, quien trabajó durante seis días en el club de Peñafiel y que declaró como 'testigo protegido', aseguró que se movía mucha droga en el local y que se vendía a clientes. Sin embargo, una empleada que lleva muchos años trabajando en estos clubes lo negó y corroboró la versión de los ahora condenados.

La defensa había solicitado la absolución del matrimonio al considerar acreditado que las cantidades de droga que tenía era para consumo propio y, en caso de condena, pidió que se tuviera en cuenta su adicción a la drogas.

Fotos

Vídeos