Salgueiro afirma que ante el «ataque a la soberanía nacional» solo cabe «el cumplimiento de la ley»

Entrega de los II Premios Valores Constitucionales/RODRIGO JIMÉNEZ
Entrega de los II Premios Valores Constitucionales / RODRIGO JIMÉNEZ

La delegada del Gobierno entregó los II Premios Valores Constitucionales al sacerdote Manuel Muiños, al periodista Jesús Fonseca y a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y Fuerzas Armadas

El Norte
EL NORTEValladolid

La delegada del Gobierno en Castilla y León, María José Salgueiro, afirmó hoy que ante el «ataque» a la soberanía que «reside en todos los españoles» al margen de las normas de la Constitución solo cabe como alternativa «el cumplimiento de la ley». En ese sentido recordó que en lo político e institucional se ha vivido «un año intenso por la deriva independentista de quienes han vulnerado las leyes para imponer su voluntad». Así lo señaló en su discurso en el acto institucional de entrega de los II Premios Valores Constitucionales.

La celebración del Día de la Constitución a nivel regional sirvió a la delegada del Gobierno para poner de manifiesto que «ante el ataque a la Carta Magna» por parte de la Generalitat de Cataluña fue necesario a través del Estado acudir «al dispositivo que el ordenamiento jurídico tiene previsto en casos tan excepcionales», y resaltó que para ello se ha contado con el acuerdo «del mayor número de partidos políticos y el respaldo de las Cámaras que ejercen la representación popular».

Fotos

Según añadió, la aplicación del artículo 155 de la Constitución ha demostrado la «capacidad» de los instrumentos constitucionales del Estado «para restaurar la legalidad y hacer frente a una situación como la que le tocado vivir al país». Salgueiro apuntó también que el pluralismo «bien entendido» es libertad dentro de los límites constitucionales. «Fuera de este sistema de valores que sirve de núcleo esencial del consenso constitucional, o en contradicción con ellos, sólo queda la confusión y el enfrentamiento», puntualizó.

En esta línea, precisó que en el conflicto catalán desde el Estado se ha actuado «con diligencia y con prudencia» por parte de una administración que, a su juicio, es «seria y rigurosa» y ha sido capaz de ejercer su papel «agotando» todas las vías de entendimiento y negociación. «La política no es un mercado donde todo se vende y se compra. Hay principios y valores, los que fundamentan la convivencia democrática, que deben estar en la negociación política, por que sin ellos ninguna negociación es posible», concluyó.

Entrega de premios

En la sede de la Delegación del Gobierno en Castilla y León se llevó a cabo hoy la entrega de los II Premios Valores Constitucionales en el marco de la celebración del Día de la Constitución en su trigésimo aniversario a nivel regional. En el acto intervino un grupo de 13 escolares de los colegios Nuestra Señora de Lourdes y del Instituto Núñez de Arce, ambos de Valladolid, que procedieron a la lectura de siete artículos y frases relativas a la Carta Magna.

En la categoría de Servicio Público, se premió a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (Policía Nacional y Guardia Civil) y Fuerzas Armadas, «por la defensa de los valores y principios constitucionales, protección de derechos y libertades, seguridad ciudadana y legalidad e integridad territorial de España». En el apartado de Solidaridad el galardón recayó en el sacerdote gallego afincado en Salamanca, Manuel Muiños, por su labor social al frente del Proyecto Hombre que trabaja con personas que han sufrido problemas de drogadicción. Finalmente, en la categoría de Trayectoria Profesional, el premio de la Delegación del Gobierno fue a parar a manos del director de la La Razón en Castilla y León desde hace 17 años, Jesús Fonseca.

El periodista se encargó de intervenir en nombre de todos los premiados y se refirió en primer lugar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (Policía Nacional y Guardia Civil) y Fuerzas Armadas. «No son humanos si no sobrehumanos por su excelente labor para protegernos a todos. Se trata de gente decente que trabaja día a día en silencio y a veces con la displicencia de los destinatarios de su labor, que somos todos los españoles, y ellos se desviven por defender los intereses de los más vulnerables», señaló.

Igualmente, sostuvo que desde estas fuerzas y cuerpos de seguridad y el ejército se intenta garantizar que exista una «seguridad y una convivencia pacífica», además de «dar la vida» por defender a los españoles. «Nacen humildes y se retiran humildes y hacen un trabajo impagable con sentido del honor», enfatizó. Fonseca hizo también un guiño al conflicto suscitado en Cataluña y espetó: «Hay que tener altura de miras y debemos dejarnos de tanta desmesura, ya que lo que importa es la convivencia».

En cuanto al galardonado en la categoría de Solidaridad, el sacerdote Manuel Muiños, expuso que se trata de «un gallego seducido por la Salamanca estudiantil y campera» y concretó que llegó a estas tierras charras «a hacer el bien a manos llenas». A juicio de Fonseca, el religioso que trabaja al frente del Proyecto Hombre representa el «triunfo del individuo sobre la masa, la victoria de la caridad sobre la tristeza del egoísmo», y glosó su trabajo en el hecho de que «lo quiere todo el mundo más allá de ideologías y rigideces y hay que darle las gracias por hacer al hombre bueno».

Finalmente, el periodista quiso dedicar el premio que le concedió la Delegación del Gobierno en la categoría Trayectoria Profesional a todos los habitantes de Castilla y León. «A todos los mujeres y hombres de esta Comunidad les debemos discreción, sacrificio y trabajo abnegado día tras día con infinita paciencia», finalizó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos