Así es la ruta turística inspirada en la novela 'Memento mori'

El escritor César Pérez Gellida, en la plaza del Viejo Coso. / GABRIEL VILLAMIL

A partir del 27 de enero, los personajes Ledesma y Sancho creados por el escritor César Pérez Gellida recobrarán vida para descubrir un Valladolid de intriga y de novela negra

Laura Negro
LAURA NEGROVALLADOLID

Recorrer junto a él la ciudad hace que la veamos con otros ojos. Con los ojos de un asesino en serie. Él lo es. Ha matado decenas de veces y siempre con la mente fría, como si la cosa le fuera ajena. Busca los mejores escenarios para acabar con sus víctimas y disfruta sin complejos narrando cada detalle. ¿Su arma homicida? Un ordenador. El que teclea compulsivamente durante diez horas diarias para crear complejas tramas y personajes plagados de matices, como el asesino sociópata y narcisista Augusto Ledesma o el campechano inspector de policía Ramiro Sancho.

A partir del 27 de enero, Ledesma y Sancho recobrarán vida para seducir y sorprender a aquellos que quieran descubrir un Valladolid de intriga y de novela negra. El Ayuntamiento, a través de Sociedad Mixta para la Promoción del Turismo, ha organizado para las noches de los viernes y sábados una nueva ruta teatralizada, inspirada en el negro sobre blanco de la pluma de César Pérez Gellida. Un recorrido que dista mucho de la típica visita turística y que discurrirá por los principales escenarios que el autor eligió para ‘Memento Mori’, primera novela de su trilogía superventas ‘Versos, canciones y trocitos de carne’.

Son las once de la mañana cuando Pérez Gellila llega a la calle Santo Domingo de Guzmán, enclave fundamental en su libro... y en su vida. De riguroso negro, calva recién rapada y larga perilla que se atusa constantemente. Con una sonrisa anima a empezar el recorrido. «Esta ruta recrea las escenas más importantes de ‘Memento Mori’, que tienen lugar en distintos rincones de Valladolid. Creo que va a resultar muy interesante para todo el mundo, no solo para los lectores del libro. Diferentes personajes permitirán descubrir rincones de Valladolid de forma trepidante, con persecuciones y hasta un amago de detención. Por supuesto, también habrá momentos para conocer la parte más monumental e histórica de la ciudad», asegura.

En mitad de la calle, César se para. «Aquí vivía yo», dice mientras señala el número 19 de Santo Domingo de Guzmán. «En la novela, esta es la casa de Martina Corvo y aquí transcurre una de las escenas más dramáticas. Muchas de las residencias de mis personajes han sido casas en las que he vivido yo. Todos los escenarios que elijo tienen que ver con mi vida», desvela. «Santo Domingo de Guzmán es un oasis de tranquilidad en el centro de la ciudad. Me parecía un lugar muy especial porque, además, no es excesivamente conocido. Me apetecía que esta calle tuviera un espacio destacado dentro de la primera trilogía y, por supuesto, también dentro de la ruta», comenta.

El paseo continúa hasta llegar a la plaza del Viejo Coso, según el escritor, «uno de los lugares más bellos de Valladolid y también de los más desconocidos». Se acerca hasdta el portal número 8. «Esta debía ser una parada obligada en el recorrido. Aquí la teatralización se volverá de lo más interesante, ya que se trata de la residencia del protagonista, Augusto Ledesma. En la realidad, es la casa de un amigo mío y el lugar de Valladolid en el que a mí me gustaría vivir», confiesa.

En la plaza de San Pablo comienza uno de los pasajes más trepidantes de ‘Memento Mori’. «Aquí Augusto se queda obnubilado con la belleza de la fachada de la iglesia, cuando descubre que Ramiro Sancho va tras él y entonces comienza una emocionante persecución. En la teatralización vamos a representar una escena totalmente diferente, con un monólogo de Augusto en el que habla de su personaje, de la música y de la sociopatía. Y hasta ahí puedo leer», dice enigmático.

Pérez Gellida, en la calle Santo Domingo de Guzmán y junto a La Antigua y San Pablo. / G. V.

Durante el paseo, Pérez Gellida cuenta que preparar esta ruta ha supuesto muchos meses de intenso trabajo. El autor ha adaptado su novela para convertirla en un guion teatral que será representado por tres actores vallisoletanos. Juan Carlos Llanos se meterá en la piel del despiadado asesino Augusto Ledesma. Pablo James encarnará al concienzudo inspector Ramiro Sancho. La actriz Katia Gallego dará vida a Rosario Tejedor, una avezada periodista de El Norte de Castilla que busca información sobre los crímenes.

«Había recibido varias propuestas de empresas privadas para preparar una ruta sobre mis libros, pero yo quería que este proyecto turístico y literario perteneciera a la propia ciudad. Lo cierto es que el Ayuntamiento me lo ha puesto fácil. Elaborar los guiones ha supuesto un gran reto y muchos meses de trabajo que estoy seguro de que el público sabrá apreciar. Eso sí, el guion no se ciñe al cien por cien a la novela. He querido sorprender», expone.

Las huellas ficticias de Augusto Ledesma y Ramiro Sancho llegan hasta la iglesia de Santa María La Antigua; para César, «el templo más bonito de la ciudad». Lugar clave dentro de la novela que, en la ruta, estará protagonizado por Sancho. «Aquí el público podrá entrar en contacto con el inspector de policía, que hablará de él, de su profesión y de cómo afronta su día a día», adelanta Pérez Gellida, antes de encaminarse hacia el punto final de la ruta.

Es la guarida del asesino y el escenario principal de las novelas gellidistas: el Zero Café. En la barra de este garito con solera es donde César ha planeado muchos de sus crímenes literarios. «Es mi epicentro de ocio y gran fuente de inspiración. Aquí es donde imaginé muchas de mis escenas y la música que aparece en los libros es la que realmente sonaba en los momentos de creación. No había mejor lugar que este para concluir la ruta literaria ‘Memento Mori’. Aquí la sorpresa está asegurada», avisa a los participantes del recorrido.

Pérez Gellida es vallisoletano de pro y lo demuestra en todo lo que hace. «Tengo mucho que agradecer a Valladolid. Me siento profeta en mi tierra y muy orgulloso de haber conseguido, a través de mis novelas, que mi ciudad se conozca en muchas partes de España. Ahora, con la ruta, serán muchos los que vendrán a conocer los lugares donde se gestó y se ubicó ‘Memento Mori’», asegura. Este trayecto turístico permitirá redescubrir la ciudad a través de la trama de esta novela. Servirá como lugar de encuentro para gellidistas y amantes de la novela negra y el suspense. Porque Valladolid también tiene un lado oscuro, aunque solo sea literario. ¿Se ve capaz de descubrirlo mientras sigue los pasos de un asesino en serie?

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos