Provincia

Dos robos dejan daños considerables en los ayuntamientos de Cabezón y Pollos

Estado de una de las dependencias del Ayuntamiento de Pollos después de que los asaltantes forzasen la puerta./El Norte
Estado de una de las dependencias del Ayuntamiento de Pollos después de que los asaltantes forzasen la puerta. / El Norte

La localidad cabezonera ha sido la más damnificada, con unas pérdidas estimadas en 20.000 euros

Ó. SJ. H. / J. DE LA FUENTE Valladolid / Cabezón de Pisuerga

Dos robos han dejado desmantelados los ayuntamientos de las localidades de Cabezón de Pisuerga y Pollos. Los incidentes, que se han constatado esta mañana, se han saldado con el hurto de un coche y material variado en un almacén municipal de Cabezón y un susto considerable en Pollos, que solo ha tenido que lamentar los daños sufridos y no ha echado nada en falta a pesar de que los destrozos han sido considerables.

En Cabezón de Pisuerga, el almacén municipal situado en la avenida del Comercio ha quedado desvalijado por completo después de que los ladrones se llevaran dos máquinas cortacésped de los servicios de jardinería, así como todas la herramienta eléctricas y mecánicas y un vehículo municipal marca Renault Kangoo. «Lo han dejado vacío», apunta el alcalde de la localidad, Arturo Fernández, que estima las pérdidas sufridas en cerca de 20.000 euros.

La oleada de robos que está sufriendo la localidad no para de crecer. El pasado 23 de octubre, varios individuos forzaron la puerta de la Piscina Municipal llevándose todo el material del bar, y días después vaciaron por completo el depósito del polideportivo, robando más de 2.500 litros de gasóleo. «Estamos muy disgustados ante la impotencia que tenemos en estos casos. En otras ocasiones ha habido vandalismo, pequeños hurtos y roturas de papeleras o bancos, pero lo de estos días es nuevo. No tengo constancia de que haya sucedido antes en nuestra localidad», explica Fernández, preocupado ante los hechos.

«Hemos puesto las correspondientes denuncias en el cuartel de la Guardia Civil, pero hasta que el ayuntamiento pueda reponer todo el material robado y los empleados municipales vuelvan a trabajar con normalidad, los perjudicados serán de nuevo nuestros vecinos», remacha. Desde el ayuntamiento piden a los vecinos colaboración ciudadana por si alguien puede dar pistas de interés, que podrán ser comunicadas a la Guardia Civil o a la propia institución.

Por su parte, la localidad vallisoletana de Pollos ha tenido que lamentar los daños sufridos en las instalaciones tras un asalto que ha dejado una ventana rota y varias puertas forzadas, además del desorden total de las dependencias del ayuntamiento, que no obstante no ha echado en falta nada material. «No se han llevado nada, únicamente han sido los daños ocasionados, y ya lo hemos denunciado», apunta el alcalde, Javier García Rojo.

Una de las estanterias del almacén municipal de Cabezón, vacía tras el robo del material eléctrico.
Una de las estanterias del almacén municipal de Cabezón, vacía tras el robo del material eléctrico. / Jota de la Fuente

Fotos

Vídeos