Los riosecanos podrán participar e intervenir en los plenos municipales

La Corporación municipal de Rioseco en el pleno extraordinario/Miguel García Marbán
La Corporación municipal de Rioseco en el pleno extraordinario / Miguel García Marbán

El Ayuntamiento aprueba la primera sesión presidida por el nuevo alcalde un reglameto más participativo

Miguel García Marbán
MIGUEL GARCÍA MARBÁNMedina de Rioseco

El pleno del Ayuntamiento de Medina de Rioseco aprobó ayer, en sesión extraordinaria, con los votos a favor de PP y Ciudadanos, la abstención de PSOE, y el voto en contra de Rioseco Puede, un nuevo Reglamento Orgánico Municipal, que permitirá más participación ciudadana con la creación del turno de consultas de interés público, que posibilitará, previa petición, plantear consultas y preguntas tras la finalización de las sesiones ordinarias.

El propio alcalde, David Esteban, en su primer pleno en el cargo, defendió el nuevo Reglamento, que «nos obligará a todos, también a las próximas corporaciones, a que haya más trabajo en común», que se plasmará con la creación de la Junta de Portavoces, que se reunirá una vez al mes, así como con la creación de la Comisión de Sugerencias. Esteban explicó que también buscará «una mayor transparencia», con la obligación de los grupos municipales de presentar una memoria justificativa anual de gastos efectuados o en el hecho de que las actas de las sesiones recogerán las alocuciones íntegras de los concejales, gracias a los avances tecnológicos quedando grabadas en audio.

Los portavoces de PSOE y Rioseco Puede, Julio Galván y Ángel Rubio, respectivamente, coincidieron en estar en contra del tratamiento de ilustrísimo para el alcalde por ser anacrónico. Además, Galván afirmó que su grupo no estaba a favor de la redacción final del Reglamento, alegando, entre otras propuestas, que «había que fijarse tiempo de respuesta a las solicitudes de los concejales». Por su parte, Rubio destacó que «el nuevo Reglamento no aporta nada nuevo». El portavoz de Ciudadanos, José Manuel Margareto, afirmó que «era algo necesario».

En el mismo pleno se aprobó la modificación de crédito para la aplicación del superávit presupuestario, que permitirá realizar inversiones financieramente sostenibles por un importe que asciende a 156.375,24 euros, destinándose a urbanización y pavimentación de calles, arreglo del polígono industrial, intervención en la Fábrica de Harinas, mejoras en parques infantiles. El alcalde agradeció a los grupos municipales «la voluntad de consenso».

También se dio luz verde a la modificación de crédito extraordinario para, con un importe de 58.368,85 euros, invertir en sistemas de seguridad en el mercado de ganado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos