Ricardo Blázquez se fija como reto el acercamiento a los jóvenes

Ricardo Blázquez./G. V.
Ricardo Blázquez. / G. V.

Este objetivo responde al sínodo de los obispos que el Papa Francisco ha convocado para el mes de octubre

El Norte
EL NORTEValladolid

El cardenal Ricardo Blázquez, presidente de la Conferencia Episcopal y arzobispo de Valladolid, se ha fijado como reto para 2018 el acercamiento a los jóvenes en la archidiócesis que dirige.

"Tenemos las puertas abiertas a los jóvenes, queremos que se sientan en sus casa, que nos digan lo que les gusta y les gusta menos", afirma Blázquez en unas declaraciones recogidas en el último número de Iglesia en Valladolid, el boletín informativo de la archidiócesis, de periodicidad quincenal.

Esta atención al mundo juvenil, en aspectos como la fe y la vocación, responde al sínodo de los obispos que el papa Francisco ha convocado para el próximo octubre, recuerda el cardenal antes de expresar el deseo de la Iglesia de "caminar con ellos y esperar con ellos, no cargar sobre sus hombros nuestras frustraciones".

"Quien dice joven dice futuro y quien dice futuro dice esperanza", resume Blázquez no sin insistir en el reto que asoma en el horizonte de 2018: "¿cómo acercarnos a los jóvenes, cómo escucharles, cómo caminar con ellos?".

Desde el punto de vista personal, Ricardo Blázquez ha resumido el de 2017 como un año especial e intenso en el que ha celebrado sus bodas de oro como sacerdote, sus 75 años de edad, la reelección como presidente de la Conferencia Episcopal y el encargo de nuevas responsabilidades por parte del papa Francisco.

"Teniendo buena salud es más fácil afrontar las tareas que me van siendo encomendadas", ha subrayado el arzobispo, quien cuenta con el apoyo en la archidiócesis de Luis Argüello como obispo auxiliar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos