Retrovisores rotos, un macetero volcado y una excavadora con los cristales rotos en Peñafiel

Fueron los vecinos los que se percataron de la acción de los vándalos de madrugada

Agapito Ojosnegros Lázaro
AGAPITO OJOSNEGROS LÁZAROValladolid

Fueron los vecinos quienes dieron cuenta de lo que se encontraron a primera hora de la mañana de ayer domingo, y vecinos de Peñafiel también explicaron a este periódico algunos de los actos vandálicos que se produjeron durante la madrugada del sábado al domingo. «A mi hermana le han roto los dos retrovisores del coche», comentaba uno, mientras que otro explicaba que su primo le habían roto uno; «el coche lo tenía aparcado detrás de la iglesia de San Miguel, junto al parque de La Judería».

En esa zona también amaneció una tapa de alcantarilla levantada y desplazada de su lugar, y, un poco más arriba –en dirección al centro social El Mirador–, en la calle Príncipe de Viana, una máquina de obra aparcada en la acera, donde actualmente es empleada para la ejecución de un trabajo en la vía pública, también despertaba con todas sus lunas rotas.

Y pegada a ella, un gran macetero ornamental –del mobiliario público– arrancado de cuajo y volcado, con un par de adoquines con los que se ancla al suelo adosados a sus patas.

El parte de incidentes comprende retrovisores de varios automóviles –todavía por determinar cuántos–, la cubierta del alcantarillado, la jardinera de fundición, la retroexcavadora, pero también la luna de un vehículo rota y el intento de rotura de la de un establecimiento hostelero de la localidad –algo que se aprecia en la marca dejada por el impacto de un objeto contundente en el cristal, el cual provocó también la rotura del alféizar del gran ventanal–. Ambos, local y coche, situados en la otra punta de la población donde se produjeron los otros destrozos citados, al comienzo de la carretera de Pesquera de Duero.

Fotos

Vídeos