Rechazan los tres proyectos para ocupar el Museo del Toro

Escultura taurina que se ubica en una de las fachadas del antiguo Museo del Toro, junto al coso de Zorrilla. / R. G.

Cultura prevé abrir una nueva convocatoria de propuestas para este espacio, cerrado desde mayo de 2016

J. A.Valladolid

Un centro de enseñanza, promovido por la Fundación para la Difusión de la Lengua y la Cultura Españolas; una exposición de casas en miniatura, que proponía la escultora Belén González, y una especie de Casa de Japón en Valladolid para dar a conocer la cultura y tradiciones de aquel país. Estas han sido las propuestas que el Ayuntamiento ha recibido para dar vida al Museo del Toro, situado junto al coso de Zorrilla y cerrado desde mayo de 2016. Ninguna de la tres ha conseguido la valoración suficiente –50 puntos– para ocupar este espacio. Los técnicos de la Concejalía de Cultura han desestimado estos proyectos al considerar que no responden a criterios de interés general y cultural para ciudad, además de no presentar, en su opinión, garantías de sostenibilidad económica, ya que el Consistorio no tiene intención de aportar financiación a la actividad que allí se asiente.

Según se recoge en el informe, en el caso de academia de enseñanza del español –39,5 puntos– ya hay una oferta de centros en la capital y esta propuesta no incrementa ni el valor cultural ni turístico de Valladolid, ya que se estimaba atraer a unos 800 alumnos al año. Además, se señala que asentarse en este espacio público gratuito podría ser una «fuente de distorsión relevante» respecto a otros centros que tienen que hacer frente al pago de alquileres.

Respecto a la Casa de Japón, Japónica se denominaba la propuesta de Akiko Sawada –48,7 puntos–, se considera «más que discutible» que fuera a convertirse en un foco de atracción de visitantes. Aunque en el proyecto se ponía el ejemplo de la Casa de la India, los técnicos creen que este tipo de centros promueven más las relaciones culturales que el turismo, además de recordar que en el entorno geográfico, en Salamanca, ya existe una Casa de Japón, que «actuaría como contrapeso de la que se propone». Sawada planteaba programar talleres, exposiciones y conferencias.

La tercera propuesta consistía en convertir el Museo del Toro en una exposición de casas en miniatura, incluidas las de muñecas, que durante años ha coleccionado la escultora Belén González. Se pretendía cobrar una entrada de dos euros y organizar actividades relacionadas con estos elementos, muchos de ellos juguetes. El informe valora esta propuesta con 31,25 puntos y califica con un regular el interés de este recurso para los vecinos de Valladolid y para el turismo, además de poner muy en cuestión su viabilidad económica.

La concejala de Cultura, Ana Redondo, avanzó ayer que, tras decaer estas propuestas, su departamento se plantea abrir una nueva convocatoria para buscar un uso de interés a este espacio. De momento, el PP ha solicitado el expediente para analizarlo. A juicio de la edil popular Mercedes Cantalapiedra, el equipo de gobierno debería haber potenciado el Museo del Toro como lo ha hecho con el de San Joaquín y Santa Ana en vez de clausurarlo por «motivos ideológicos».

Esta dotación la inauguró León de la Riva en mayo de 2007 tras una inversión de 450.000 euros. El bipartito de izquierdas lo cerró nueve años después con el argumento del escasísimo número de visitas que recibía y su importante coste de mantenimiento: entre 30.000 y 50.000 euros al año.

Fotos

Vídeos