Mil quinientas personas llenan la Plaza Mayor de Valladolid en defensa de la unidad de España

Concentración en favor de la unidad de España en la Plaza Mayor, rodeando a los congregados en favor de los refugiados. / H. Sastre
Valladolid

La concentración espontánea ha coincidido con otra en favor de los refugiados, que se retiró al ser increpados los asistentes

EL NORTEValladolid

Más de mil quinientas personas se han concentrado este sábado al mediodía con banderas de España y gritos como «España unida, jamás será vencida» en la Plaza Mayor de Valladolid, donde han coincidido con el colectivo Indignado que reclamaba la acogida de refugiados, momentos en los que se han vivido momentos de tensión. Sobre todo, cuando algunos de los manifestantes de la convocatoria espontánea han entonado cántico como el 'Cara el Sol' y mostrado banderas preconstitucionales.

Imágenes

Algunos miembros de ambos colectivos -cerca de medio centenar de personas en el caso del Indignado, incluidos representantes del PSOE, Valladolid Toma la Palabra y Sí Se Puede- se han increpado verbalmente, mientras las indicaciones policiales han pacificado la situación y finalmente el grupo que demandaba la acogida de refugiados ha desconvocado su protesta, informa Efe.

Toma la Palabra y Sí Se Puede piden la dimisión del subdelegado por permitir las concentraciones

En la Plaza Mayor han llegado a coincidir en torno a las 12.00 horas quienes protestaban contra el referéndum en Cataluña -la Fundación para la Defensa de la Nación Española había convocado a través de las redes sociales para hoy concentraciones ante los ayuntamientos de España-; el colectivo Indignado; personas que conmemoraban el quinientos aniversario de la Reforma protestante, y novios que acudían al consistorio a celebrar su enlace con sus allegados. Eso además de dos protestas también en favor de la unidad de España, sí comunicadas oficialmente a la Subdelegación del Gobierno, en la Rinconada y en Fuente Dorada.

Los concentrados en defensa de la unidad de España y contra el 1-O han coreado entre otras las frases «que viva España, no nos engañan, Cataluña es España, y yo soy español, español, español», mientras que más de un centenar de moteros han desfilado por uno de los laterales de la Plaza Mayor envueltos en banderas de España y con la enseña en distintos soportes, a la vez que hacían rugir sus vehículos.

Entre los asistentes a la convocatoria en favor de los refugiados se encontraban el teniente de alcalde y concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, quien ha reclamado en nombre de su formación (Toma la Palabra) la dimisión del subdelegado del Gobierno, Luis Antonio Gómez, por permitir la coincidencia de las cuatro manifestaciones en el mismo entorno del Ayuntamiento. También el concejal Héctor Gallego (Sí Se Puede) se ha sumado a la petición de dimisión.

Fotos

Vídeos