Quejas por la restructuración de las líneas de Auvasa

Javier Gutiérrez y Sara Vega, durante la rueda de prensa de Ecologistas en Acción./R. Jiménez
Javier Gutiérrez y Sara Vega, durante la rueda de prensa de Ecologistas en Acción. / R. Jiménez

Ecologistas en Acción rechaza la desaparición de la parada de la Plaza Mayor y que no se den más facilidades a la subida y bajada de viajeros

Jorge Moreno
JORGE MORENOVALLADOLID

Ecologistas en Acción (EA) ha presentado sus alegaciones a la reestructuración de líneas que pretende poner en marcha la compañía municipal Autobuses Urbanos de Valladolid (Auvasa) a partir de enero de 2018, en las que cuestiona bastantes de las propuestas del equipo municipal. Entre ellas, la desaparición de la parada de la Plaza Mayor, que afectará no solo al comercio, sino a los residentes de la zona del Mercado del Val y Arces.

«Es necesario poner cierto orden y claridad, y no puede ocurrir que se haga una reestructuración de líneas basada en un estudio nuevo que no conocemos», dijo Javier Gutiérrez, que añadió que «el nuevo equipo municipal recibió el Plan Integral de Movilidad Urbana, Sostenible y Segura de Valladolid (Pimussva) del anterior equipo hace más de dos años, y a día de hoy no sabemos nada de su tramitación. Solo que está en la página web municipal».

Aunque EA considera interesante el rediseño de líneas, echa en falta que no se den más facilidades para la subida y bajada de viajeros de los autobuses en las paradas más importantes, «que se podría lograr con canceladoras externas».

Otra de las carencias, a juicio de Ecologistas, es la concreción de medidas para regulación semafórica que contribuirían a mejorar la velocidad comercial de los autobuses en avenidas como Zorrilla. «Se habla de ella desde hace décadas, pero siguen sin hacer nada», apostilló.

Cambios prematuros

Del análisis de la nueva propuesta municipal, el colectivo considera positivo el que se atiendan las conexiones para dos puntos de la ciudad: Santos-Pilarica y el Pinar de Jalón.

Para Ecologistas, poner el marcha a inicios de enero estos cambios es muy prematuro, ya que no se han analizado cuestiones como determinar cuáles son las paradas que deben ser objeto de atención preferente. En este sentido consideran negativo que se quite la parada de la calle Ferrari, y su desplazamiento a Doctrinos.

«Este asunto es preocupante, porque deja sin atención a una parte de la ciudad. Se parte de una concepción falsa de que se van a quitar los vehículos de la Plaza Mayor, cuando los coches seguirán entrando para acceder y salir del aparcamiento subterráneo», sostienen, al tiempo que añaden que este flujo es mucho mayor que el de los autobuses urbanos.

Para Gutiérrez, ‘la liberación’ del tráfico de la Plaza Mayor, en favor de los peatones, no será posible hasta que no se eliminen otros tránsitos de la zona. «Y no han pensado que la calle Doctrinos no puede soportar muchas líneas de buses», dice.

Respecto a las líneas circulares (C1 y C2), Ecologistas considera que "no es aceptable" que se empeoren las frecuencias entre 1 y 3 minutos, "máxime cuando se mantiene el recorrido actual". Proponen al Ayuntamiento reforzar los medios de estas líneas que recorren la capital para que al menos se mantengan las frecuencias actuales cada 10 minutos.

Temas

Auvasa

Fotos

Vídeos