Así puntúan los vallisoletanos la limpieza y el servicio de autobuses de la ciudad

Así puntúan los vallisoletanos la limpieza y el servicio de autobuses de la ciudad

La ciudad consigue una buena valoración en todos los conceptos analizados (salvo uno) y se encuentra lejos del suspenso en la mayor parte de ellos

Víctor Vela
VÍCTOR VELA

Tan solo Bilbao y Pamplona obtienen mejor nota que Valladolid en el examen ciudadano al que se han sometido los servicios que ofrecen los ayuntamientos de los treinta municipios más poblados de España. El primer barómetro de satisfacción de los servicios urbanos(con datos obtenidos a partir de una encuesta elaborada por Ipsos) confirma que los vallisoletanos muestran un alto grado de satisfacción en la limpieza de las calles (67%), en el servicio de recogida de basuras (66%), en el cuidado de los parques y jardines (68%) o en la red de transporte público de Auvasa (59%). La ciudad consigue una buena valoración en todos los conceptos analizados (salvo uno)y se encuentra lejos del suspenso en la mayor parte de ellos, aunque hay un sector de la ciudadanía que alerta de una relajación en la prestación de determinados servicios o que entiende que algunos conceptos se han devaluado durante los últimos dos años. En este punto, destaca sobre todo el 23% de los encuestados (casi uno de cada cuatro)que esgrimen que la limpieza de las calles es hoy peor que hace dos años, cuando comenzó del mandato de Óscar Puente como alcalde de Valladolid. Una corriente de opinión que, sin duda, habría que tener en cuenta, aunque al mismo tiempo es mayor el porcentaje de vecinos (32%)que aseguran que, por el contrario, la limpieza viaria ha mejorado desde 2015. De hecho, el 44%de los encuestados entienden que los servicios han ido a mejor durante este tiempo.

Este doble análisis –el de los vecinos satisfechos con el servicio y el de quienes dicen sentirse insatisfechos– es relevante, puesto que lo habitual en este tipo de casos es apuntarse a la tercera opción, la de la indiferencia, y no decantarse ni por la crítica ni por el elogio. En el caso concreto de Valladolid, es hasta 18 puntos superior a la media el porcentaje de vecinos que están contentos con los servicios públicos municipales, mientras que la crítica directa, la de los ciudadanos insatisfechos, se sitúa apenas en el 6%, tres veces menos que la media nacional.

En el cómputo global, el 76% de los ciudadanos (tres de cada cuatro) muestran una valoración positiva de los servicios básicos que presta el Ayuntamiento, lo que otorga a Valladolid una medalla de bronce, compartida con Gijón y Vitoria, que empatan en esta tercera posición. Le superan Bilbao (con un espectacular 89%)y Pamplona (con el 82%).

Valladolid obtiene la peor nota, de largo, cuando se pregunta a sus vecinos sobre la limpieza de los excrementos de las mascotas

El informe –elaborado por el Observatorio de Servicios Urbanos, una entidad presidida por Ramón Tamames, doctor en Derecho– analiza más de treinta conceptos a través de una encuesta telefónica a mayores de 18 años que en Valladolid se llevó a cabo entre los días 5 y 19 de julio. Del análisis de los datos locales se pueden extraer varias ideas. Por ejemplo, que los jóvenes valoran más la limpieza de las calles que los mayores de 60 años. O que este sector de población otorga mejor nota al cuidado de los parques y jardines que los vallisoletanos que tienen entre 45 y 59 años. Esta horquilla vecinal es, precisamente, la que menos generosa se muestra a la hora de puntuar la calidad de los servicios, pese a que en ningún caso llega al suspenderlos. Aunque, eso sí, hay un concepto en el que casi.

Valladolid obtiene la peor nota, de largo, cuando se pregunta a sus vecinos sobre la limpieza de los excrementos de las mascotas. En este caso, el 47% se muestran abiertamente críticos. Y esta apreciación no se limita a este estudio, sino que tiene su reflejo en otras manifestaciones vecinales. Es un tema recurrente en las asambleas públicas que todos los meses celebra el equipo de Gobierno en los barrios y el alcalde, Óscar Puente, reconoce siempre que en este caso los ciudadanos llevan razón, aunque recuerda que el problema de los excrementos en la vía pública no es tanto de los servicios de limpieza como, sobre todo, de los dueños de los perros que no retiran las heces de la calle.

Tres de cada cuatro, satisfechos con la limpieza de las calles

Este concepto lastra un poco la nota obtenida por Valladolid respecto a la limpieza de la vía pública, que obtiene un alto grado de satisfacción, un 67% que le permite situarse como la cuarta gran ciudad de España en este apartado. Los ciudadanos se muestran especialmente contentos con la dotación y equipación para la prestación del servicio y tres de cada cuatro están satisfechos con la limpieza de las calles del barrio en el que viven; un porcentaje meritorio, puesto que este es un apartado que recibe severas censuras en otras ciudades y es el capítulo en el que los habitantes son más claros a la hora de otorgar una mala nota. Así, mientras que en Valladolid, el 23% dice que la zona en la que reside está sucia (solo Gijón,Bilbao, Oviedo y Pamplona salen mejor parados), el porcentaje escala hasta porcentajes escandalosos en ciudades como Jerez de la Frontera, donde el 73% de sus habitantes dicen que su ciudad está sucia. O Madrid, donde el 61%se muestra insatisfecho con el servicio de limpieza.

También son muy críticos en Alicante (67%de insatisfacción), Palma de Mallorca (62%)o Málaga (58%). Frente a estos altísimos porcentajes de descontento en otras ciudades, la valoración obtenida en Valladolid demuestra que la limpieza de las calles es un aspecto que obtiene muy buena calificación por parte de la sociedad vallisoletana. También el cuidado de los parques  y jardines. En este capítulo, Valladolid también escala hasta la cuarta posición, por detrás de Pamplona, Bilbao y Gijón y con un 68%de satisfacción general.

En Jerez de la Frontera, el 73% de sus habitantes dicen que su ciudad está sucia

La calificación roza el sobresaliente cuando se atiende de forma exclusiva al mantenimiento de las zonas verdes, que alcanza el 78%de satisfacción, además en un año en el que la sequía y las restricciones de riego han dificultado el trabajo de este departamento. La nota baja cuando se atiende directamente al cuidado de las zonas infantiles, con columpios y espacios de juego. El mantenimiento de estas instalaciones tiene que lidiar con problemas vinculados con el vandalismo, que este año, por ejemplo, ha destrozado el barco pirata del Campo Grande. El 23% de los vallisoletanos reclaman más equipación de parques para distintas edades, lo que incluye también aparatos de gimnasia para adultos, instalaciones que la concejalía de Medio Ambiente ha incrementado este año con un plan específico para aumentar este número de aparatos en la ciudad.

El Observatorio de Servicios Urbanos tiene previsto repetir este diagnóstico todos los veranos, «para que estas observaciones sean útiles a los ayuntamientos». Los autores del informe recuerdan que esta revisión será importante, en el caso vallisoletano, para conocer cómo afecta la remunicipalización de la gestión de agua (efectiva desde el pasado 1 de julio), después de la nota obtenida hasta ahora por el servicio, con un 71% de opiniones positivas. «No se aprecia que los partidos que gobiernan marquen una notable diferencia», concluyen los responsables de este estudio comparativo, en el que Valladolid sale bien parado. Incluso en el apartado en el que más flojea:transporte público. El 59%de los encuestados tienen una opinión positiva sobre Auvasa (solo el 15%manifiestamente negativa), con una reseña especial a la limpieza de los vehículos. Sí que se valora que los autobuses lleguen a todos los barrios de la ciudad, aunque casi uno de cada cuatro encuestados reclama mejores frecuencias de los servicios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos