Puente pide a los hosteleros que «reflexionen» sobre el coste que tendrá para Valladolid huelga esta Semana Santa

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, acompañado por la concejala de Cultura, Ana Redondo, y la directora del Museo Sorolla, Consuelo Luca de Tena, en la presentación de la exposición de Sorolla 'Un jardín para pintar' en el Museo Patio Herreriano. /Ical
El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, acompañado por la concejala de Cultura, Ana Redondo, y la directora del Museo Sorolla, Consuelo Luca de Tena, en la presentación de la exposición de Sorolla 'Un jardín para pintar' en el Museo Patio Herreriano. / Ical

«El Ayuntamiento considera que al acuerdo alcanzado el lunes entre hosteleros, hoteleros y trabajadores es equilibrado«, apuntó el regidor, que pide que al menos trabajadores y hoteleros suscriban el pacto

El Norte
EL NORTEValladolid

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, aseguró hoy que no es optimista respecto a la posibilidad de que los hosteleros acepten el pacto alcanzado el pasado lunes con hoteleros y trabajadores para modificar las condiciones laborales de estos últimos, y pidió a los hosteleros «que reflexionen sobre el coste en la imagen no ya solo para la ciudad, sino para su sector, que puede tener que ellos se descuelguen de un acuerdo que previamente habían validado el lunes». De no desbloquearse la situación en las próximas horas, un total de 10.602 trabajadores de la hostelería de la provincia de Valladolid estará llamado a la huelga mañana Jueves Santo y el Viernes Santo.

Más noticias

«La hostelería es uno de los sectores que más respaldos obtiene de la administración municipal. Mucha gente nos dice que trabajamos para los restaurantes. Esto no es así, pero el Ayuntamiento realiza un esfuerzo muy grande para atraer eventos que redunden en beneficio de la hostelería. Somos una de las ciudades que más crecen en número de turistas y eso tiene unos beneficios directos en la hostelería y hotelería«, subrayó.

Puente recordó que el pasado lunes las tres partes afectadas suscribieron el acuerdo, que 24 horas después no fue ratificado por la junta directiva de la sección de la hostelería, mientras que hoteles y sindicatos se han mostrado dispuestos a suscribir el acuerdo.

El acuerdo alcanzado el lunes supondría un convenio que se extendía entre 2018 y 2022, e incluía unas subidas salariales, para el grupo 1 (los que mejores condiciones salariales tienen), del uno por ciento cada uno de los cinco años de vigencia, además de 0,6 por ciento de complemento personal por cada ejercicio, lo que da un 1,6 por año. Para el grupo 2, subida del 2,47 por ciento por cada año; el 3, en el que se encuadra la mayor parte de los profesionales de la hostelería vallisoletana, incluía una mejora del 3,2 por ciento; y el grupo 4 pasaría a formar parte del 3 en los próximos dos años.

«Esta misma mañana, en una reunión celebrada a las ocho, he trasladado a las partes implicadas que el Ayuntamiento de Valladolid considera que el acuerdo del lunes era un acuerdo equilibrado, beneficioso para todas las partes ya que supone avances en materia salarial y en categorías profesionales para los trabajadores, pero también presenta avances importantes en materias como la flexibilidad o la reducción del absentismo para la parte empresarial«, afirmó Puente.

Después de que el martes los hosteleros se descolgaran del acuerdos, el escenario ahora a juicio de Puente aboca a una doble posibilidad, que hoteles y trabajadores suscriban el acuerdo en solitario, o que no lo suscriban, con lo cual «tendríamos una huelga en Semana Santa, en Valladolid, con la ocupación del cien por cien y catorce embajadores de los cinco continentes confirmados para el viernes en Valladolid».

«Estas reivindicaciones llegan en un momento en que parece claro que en este país ha llegado la hora de que los sueldos más bajos suban. Hay un problema de sueldos bajos en España. Para activar el consumo hace falta que los sueldos sean mejores. Es el momento y en la mente de todos está que es responsabilidad de todos, de las administraciones sin duda pero también de empresarios y de particulares, de una subida salarial para los sueldos más bajos», defendió.

«Animamos a que la hostelería firme finalmente y que si no lo hagan los hoteles y trabajadores en solitario, para que por lo menos se desbloquee la situación», remachó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos