Estos son los productos que más encarecen la cena de Nochebuena

Varios clientes, en una pescadería. /A. TANARRO
Varios clientes, en una pescadería. / A. TANARRO

El pescado y el marisco se disparan por las malas temporadas vividas en las costas gallegas

Víctor Vela
VÍCTOR VELAVALLADOLID

valladolid. Los mercados afrontan la recta final –las ultimísimas horas– de las compras navideñas con precios disparados, sobre todo en el pescado, según los últimos valores (actualizados el viernes) ofrecidos por el Ayuntamiento, que todos los años registra el precio medio de los productos navideños en los puestos del mercado del Campillo.

La última radiografía de los mostradores permite comprobar cómo el pescado y el marisco han protagonizado durante las últimas semanas (y de forma especial estos días pasados) su tradicional escalada de precios hacia la cena de Nochebuena y la comida de Navidad. Un repunte que ha colocado a la mayor parte de los productos de la cesta navideña con unos precios por encima de lo que hubo que pagar en las fiestas del año pasado. De media, si se toman las principales referencias del menú, el género está en este 2017 el 18%más caro.

Merece la pena destacar el comportamiento de dos clásicos en las mesas vallisoletanas. Los langostinos se cotizaban ayer a 44 euros el kilo (el 14,5%más caro), cuando el año pasado por estas fechas se podía comprar a 38,40. La diferencia es todavía mayor en el caso de las gambas, que este viernes se ofrecían, como precio medio, a 45,07 euros en los puestos del Campillo, cuando la referencia del año pasado era de 31,27 euros (sube el 44%).

También están muchísimo más caros los percebes (de los 49,53 euros del año pasado a los 94,40 de esta Navidad) y el bogavante, que sube de 22,64 a 33,48 euros. Sin embargo, hay otros productos que tienen un mejor comportamiento, como las almejas, uno de los pocos productos que esta Navidad están más baratos en comparación con la del año pasado (33,96 euros de ahora, frente a 38,05).

Para hallar una explicación a estas fluctuaciones, lo mejor es echar un ojo a lo que ocurre en las lonjas gallegas, la principal fuente de abastecimiento del pescado y el marisco que se consume en Valladolid. En la de Carballo (La Coruña) cuentan que no es que sea una campaña mala de percebes... es que no los hay para recoger. Y algo parecido ocurre con las nécoras. Tampoco hay mucha merluza, pese a que el precio de las cocochas se mantiene más o menos a los mismos niveles que en 2016. Sí que es una buena temporada para la centolla y la almeja. Y también de cigala, que está más barata que las pasadas navidades, pero porque, como asegura ‘La Voz de Galicia’, la mayor parte no procede de Galicia, sino de Irlanda. Otro de los fenómenos de las navidades es el pulpo, que se encuentra este año más caro que el año pasado por estas fechas.

La fluctuación de precios se nota, especialmente, en el pescado, ya que los clásicos de la carne (lechazo o solomillo)mantienen el tipo con unas cotizaciones similares a las consignadas hace un mes (en el primer registro prenavideño)y también en la Nochebuena de 2016.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) advirtió el viernes de que esta situación no es exclusiva de Valladolid, claro, sino que se repite en otras ciudades, con subidas que pueden llegar a ser de hasta el 46%, con una media para el conjunto de España del 30% (cifra por encima del 18%estimado para Valladolid). Para evitar pagar más en Navidades, la OCU ha recomendado «adelantar las compras y comparar precios» entre establecimientos, así como optar por menús alternativos elaborados con productos que presenten una menor demanda en estas fechas, informa Efe.

Temas

Navidad

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos