La primera farmacia que abre los 365 días del año, 24 horas al día

Interior de la farmacia./A. Q.
Interior de la farmacia. / A. Q.

Ubicada en la calle Puente Colgante 41, fue también pionera en su día en Castilla y León en ampliar el horario

Laura Negro
LAURA NEGROValladolid

Abre los 365 días del año y ahora también, las 24 horas del día. La farmacia situada en Puente Colgante número 41 es, desde el pasado 1 de enero, la primera en Valladolid en tener un horario permanente de atención al público. Su titular, Carmen Galván, fiel a su compromiso de primar ante todo, la salud de sus clientes, ha decidido redoblar esfuerzos y ampliar el servicio, como respuesta a la demanda social y como una importante vía de diferenciación.

Esta botica fue también la primera en hacer horario ampliado en toda Castilla y León, abriendo todos los días del año de 9:30 a 22:00 horas. «Cada vez más, nuestra clientela nos demandaba que diéramos también cobertura durante la noche. Para los clientes es un gran inconveniente tener que buscar adónde dirigirse para comprar medicamentos a determinadas horas. Lo estuvimos valorando y vimos que como Valladolid carecía de un establecimiento de esas características, ésta sería una excelente forma de diferenciarnos. Así que decidimos, una vez más, ser los primeros en hacerlo», explica Carmen Chana, hija de la titular y codirectora de la farmacia.

Acogerse a la liberalización de horarios ha conllevado a esta farmacia una ardua gestión de personal y un establecimiento de turnos nocturnos que ha requerido la contratación de 3 profesionales más. Ahora, su plantilla está formada por 15 trabajadores muy implicados y entusiasmados con la decisión de ampliación. Según su codirectora, los clientes también han acogido muy bien el nuevo horario. «Llevamos poco tiempo, pero la valoración es muy positiva, ya que cada día aumenta la demanda. Ahora estamos a la espera de que nos consideren como farmacia de guardia nocturna para que el público sepa que nosotros estamos abiertos durante toda la noche», explica. Abrir las 24 horas del día y contar con una plantilla más grande, sirve además, para dar un trato más especializado y personalizado a los clientes que, por otro lado contarán con nuevos servicios añadidos, como por ejemplo el de nutrición.

La botica de Puente Colgante es una de las más antiguas del barrio. Su historia se remonta al año 1939, coincidiendo con el final de la Guerra Civil. Carmen Galván, su actual titular, la adquirió en 1977 y con la ayuda familiar y de un gran equipo de trabajo, supo convertirla en gran espacio de salud y bienestar. «Somos una farmacia de referencia, no solo por llevar dos décadas con el horario ampliado a los 365 días del año, sino también por nuestro amplio surtido de productos. Tenemos un gran stock para atender todo tipo de demandas y mucha experiencia en medicamentos de urgencia. Nos llaman ‘la farmacia de los imposibles’, porque si no lo tenemos, lo buscamos hasta encontrarlo», concluye la hija de la titular.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos