Policías municipales se movilizarán si el alcalde no atiende sus demandas laborales

Parada de policía municipales en la Plaza Mayor de Valladolid. / ALBERTO MINGUEZA

Reclaman elevar su complemento de destino, 50 plazas de jubilación sin cubrir y mejorar la jornada

Jorge Moreno
JORGE MORENOValladolid

Al Gobierno municipal de Óscar Puente se le ha abierto otro frente laboral, después del de los conductores de Auvasa y hace unos meses los bomberos. En este caso, son los policías municipales los que alzan su voz. El Sindicato Profesional de Policías Municipales de España (SPPME), que cuenta con representación en el comité de Valladolid, y al que están afiliados un tercio de los 398 agentes de la capital, se reunirá esta semana para analizar si adoptan medidas de presión para la mejora de sus condiciones laborales.

Más información

Los agentes se consideran «olvidados» de los compromisos que adquirió el regidor socialista cuando llegó a la Casa Consistorial en junio de 2015, respecto a sus condiciones de trabajo.

«Han transcurrido más de dos años de mandato desde que ganaran la últimas elecciones municipales y el balance respecto a la Policía sigue siendo el mismo que cuando gobernaba Francisco Javier León de la Riva», dice el SPPM en un comunicado.

El sindicato, que reconoce que en este tiempo sí que ha habido diálogo con el concejal de Seguridad, Luis Vélez, pero «sin avances respecto a nuestras reclamaciones», reunirá a sus delegados esta semana para posteriormente convocar una asamblea de agentes para después de Ferias. En ella se expondrán los problemas del cuerpo local, y se pedirá abrir una negociación sectorial con el Ayuntamiento de Valladolid para tratar sus demandas profesionales.

Según explicó Miguel Ángel Arroyo, máximo responsable del SPPM en Castilla y León, «llevamos dos años esperando y la inmensa mayoría de la plantilla, incluidos compañeros de otros sindicatos, coinciden en movilizarnos si llegara el caso».

La representación sindical en el comité de la Policía es de CC OO, 4, SPPME 3, CSIF, 1 y UGT 1.

Complemento menor

Entre las peticiones sin resolver, dicen, está el elevar el nivel de complemento de destino que tienen, actualmente el 15, y que consideran «el más bajo de la nación». Arroyo recuerda que eso supone una menor retribución dentro de la administración pública. Las diferencias «pueden suponer que cobremos unos 70 euros menos al mes en el salario base por el complemento de destino».

El sindicato recuerda que el nivel que tienen los agentes de Laguna es el 18, Medina del Campo el 17, Tudela de Duero el 20, Arroyo el 18, y Simancas el 21. En Burgos es el 16, León el 18 y Zamora el 19. Los policías consideran que su responsabilidad en materia de seguridad ciudadana es superior a la de un administrativo, cuyo nivel el Consistorio les reconoce es el 18.

El SPPME señala que recientemente han ganado una sentencia al Ayuntamiento, sobre el complemento de productividad 4, que no se le abona. Por este plus se les retribuye la denominada octava hora, es decir, aquella que supera la jornada de 37,5 horas semanales, y que acumulada supone las 40 horas («algunos realizan hasta 56 a la semana», apostillan desde el sindicato), también la jornada partida, y los sábados y domingos trabajados.

El juzgado ha estimado que estas percepciones, junto con la nocturnidad y peligrosidad, forman parte del salario real de los agentes, y obliga al Ayuntamiento a abonarlas en vacaciones y dentro del complemento.

«Y nos están dando largas para cobrarlo pese a que el juez nos ha reconocido nuestro derecho por los últimos cuatro años. Se paga a unos y otros se les deniega, y eso no es posible», insiste Miguel Ángel Arroyo, que cifra en unos 1.300 euros por agente la cantidad pendiente. Esta demanda afecta al 80% de la plantilla de la Policía Local.

Otra de las reclamaciones que según el sindicato se está incumpliendo es la reposición de las vacantes que por jubilación se han generado en los últimos años. El SPPME cifra en 50 las plazas sin cubrir.

«Es evidente que faltan policías en la ciudad y en un futuro inmediato más. Si a eso añadimos que la Policía de Valladolid está realizando servicios que deberían estar cubiertos con más miembros del Cuerpo Nacional de Policía, también con una plantilla escasa, la carga de trabajo es constatable», dicen. En este sentido recuerdan que las llamadas al Servicio 112 han aumentado notablemente.

Aunque el sindicato reconoce que parte de la «situación actual es heredada del equipo anterior del PP, «no es menos cierto que en el transcurso de estos dos años y medio hemos observado una notoria incapacidad de resolución de los problemas por parte de este ejecutivo».

Los agentes sacan a colación las concesiones que han obtenido tanto los bomberos, «a los que se ha aumentado 300 euros al mes con todo su derecho», y de trabajadores de Auvasa.

«Unos agravios comparativos que generan malestar», y advierten con medidas de presión futuras.

Fotos

Vídeos