La Policía realiza 30 registros simultáneos en Valladolid en una macrorredada antidroga

Las furgonetas de los antidisturbios durante los registros en la calle 29 de Diciembre de Tudela. /El Norte
Las furgonetas de los antidisturbios durante los registros en la calle 29 de Diciembre de Tudela. / El Norte

Los agentes intervinieron pequeñas cantidades de estupefacientes y detuvieron a varios implicados en una operación que sigue abierta

J. S. Valladolid

Nada menos que doscientos agentes de la Policía Nacional procedentes de la Comisaría Central de Madrid recalaron en la madrugada de ayer en la capital vallisoletana para apoyar a sus compañeros durante el despliegue de una macrorredada contra el tráfico de drogas, dirigida sobre un clan de Barrio España, que condujo a los agentes a realizar la friolera de 30 registros simultáneos tanto en la capital como en, al menos, siete pueblos de la provincia. El resultado global de la operación, con ramificaciones en otros puntos del país, es una incógnita más allá de que se saldó con varios detenidos y con la incautación de pequeñas cantidades de sustancias estupefacientes. Pero aún continúa ­abierta.

Los escenarios

En la capital.
Los agentes tomaron a primera hora de la mañana el corazón de Barrio España para llevar a cabo varios registros en la plaza del Maestrazgo y en la calle Ampurdán.
Y en siete pueblos.
El despliegue de las furgonetas y patrullas de la Policía Nacional alcanzó en paralelo distintas calles de Santovenia, Tudela, Laguna, Aldeamayor, La Cistérniga, Sardón o Cigales, donde se realizaron distintos registros de viviendas y negocios y se establecieron distintos controles aletarios en sus salidas.

El epicentro de la operación, que fue coordinada por un juez de instrucción de la capital, se desarrolló con los primeros rayos de sol en el corazón de Barrio España, cuna del clan investigado, donde un más que amplio dispositivo policial llevó a cabo una serie de registros en la plaza del Maestrazgo y en la calle Ampurdán, ambas paralelas a la calle Costa Brava, que discurre junto a la parte posterior de Carrefour.

Pero la redada iba mucho más allá de la capital y, en paralelo, un sinfín de furgonetas de las Unidades de Intervención Policial (UIP) tomaban algunas calles de pueblos como Santovenia de Pisuerga, Tudela de Duero, Laguna de Duero, Aldeamayor de San Martín, La Cistérniga, Sardón de Duero o Cigales. Su presencia, poco habitual en la demarcación de la Guardia Civil, llamó la atención de los vecinos, que asistieron a las idas y venidas de agentes uniformados y de paisanos, en algunos casos acompañados por perros adiestrados, durante los registros de casas y negocios.

Nueve días después de la trifulca que llevó a ‘Toñín’ a la cárcel

Puede que sea casualidad, o no, pero lo cierto es que la macrorredada contra un clan de Barrio España tuvo lugar nueve días después de que uno de sus más ilustres integrantes, Antonio F. V., de 38 años, alias ‘Toñín el Malo’ o ‘el Lute’, fuera detenido por agentes de la Policía Local después de protagonizar una trifulca en un bar de su propio barrio. Este sospechoso más que habitual, que ya fue condenado en 2010 a tres años de prisión por traficar con drogas para dicho clan, cuenta con un historial de vértigo y el sábado de hace dos semanas, día 10, golpeó a dos agentes antes de ser reducido. Tenía en vigor una orden de busca y captura para cumplir una condena en prisión. En su dilatado currículum figuran desde tiroteos y robos hasta venta de estupefacientes, además de un sinfín de fugas.

La Subdelegación del Gobieno y la Jefatura Superior de la Policía Nacional declinaron ofrecer ayer información sobre los resultados de semejante operativo, que estuvo desplegado en los distintos lugares hasta pasado el mediodía, más allá de confirmar que se trataba de una redada antidroga que nació de una investigación local y que saltó a Madrid al detectarse ramificaciones fuera de la provincia. En ella participaron, al margen de los refuerzos llegados de la Comisaría Central, el grueso de los antidisturbios destinados aquí y «todos los efectivos de la Policía Judicial», además de más de una veintena de funcionarios judiciales para dar fe de lo intervenido en los registros.

Fuentes de la investigación explicaron después que la redada, dirigida contra el citado clan, asentado a caballo entre Barrio España y Santovenia, se saldó inicialmente con la incautación de unos pocos kilos de marihuana, pequeñas dosis de otras drogas y una pistola..

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos