La Policía Judicial realiza un registro en el piso donde vivía la niña Sara

La madre y su novio, que permanecen en prisión comunicada y sin fianza, han estado presentes durante la inspección

EL NORTE Viernes, 15 septiembre 2017, 21:50

Davinia M., la madre de la niña vallisoletana Sara, y su compañero sentimental, Roberto H, han vuelto esta mañana al domicilio del barrio de La Rondilla de Valladolid, donde ocurrieron los hechos, para la práctica de una nueva diligencia. Ambos están detenidos por la muerte de la menor ocurrida el pasado día 3 de agosto presuntamente por maltrato y abusos sexuales.

Más noticias

Por orden del Juzgado de Instrucción número 6, encargado de la investigación, la pareja ha sido trasladada a primera hora de la mañana desde el Centro Penitenciario de Valladolid, donde se encuentran en situación de prisión provisional, comunicada y sin fianza, hasta el piso de ella ubicado en el número 43 de la calle Cardenal Torquemada, donde se ha realizado un registro en el inmueble, según informaron a Europa Press.

El registro ha sido practicado por un dispositivo en el que han participado responsables del juzgado y efectivos de la Brigada de la Policía Judicial y de la Brigada de Seguridad Ciudadana, esta última en labores de apoyo y protección ante las puertas del edificio, donde, según fuentes vecinales, la pareja ha sido increpada por algunos transeúntes.

Un juicio en el que también testificarán sus tíos

La diligencia se produce en el marco de las pesquisas que se siguen en Instrucción 5 y que el próximo día 20 de septiembre vivirán un nuevo episodio con el testimonio, en calidad de testigos, de dos hermanos de la madre de la víctima, Pedro y Rosana M.G, quienes tienen la intención de personarse en la causa como acusación particular representados por la Asociación de Víctimas de Agresiones Sexuales y Malos Tratos de Valladolid (Adavasymt).

La testifical está prevista a partir de las 09.30 horas. Los tíos de la menor confían en haber formalizado para entonces su personación como parte acusadora, con el fin de que su representante legal pueda tener acceso a las diligencias, así como la Asociación Clara Campoamor, que ha solicitado ya formalmente personarse como acusación popular y está a la espera de la resolución del recurso interpuesto contra su obligación de depositar fianza de 2.000 euros.

El caso sigue bajo secreto de sumario, después de que el juzgado acordara prorrogar un mes más esta situación.

Secciones
Servicios