Poco asfalto para autovías en los presupuestos del Estado para Valladolid

Autovía de Castilla, a su paso por Valladolid. /EL NORTE
Autovía de Castilla, a su paso por Valladolid. / EL NORTE

Las cuentas diseñadas por Mariano Rajoy apenas invierten en nuevas carreteras y destinan casi todo el esfuerzo a la alta velocidad

Víctor Vela
VÍCTOR VELAVALLADOLID

El proyecto de presupuestos, presentado este martes por el Gobierno de Mariano Rajoy, contempla para este año 2018 una inversión de 91.871.580 euros en Valladolid, lo que supone un descenso del 14,3% respecto a las cuentas del año pasado, que destinaban 107,2 millones para la provincia.

Contenidos

Menos dinero. Y eso, claro, tiene consecuencias. Las más evidentes las sufrirán las autovías. Hay pocos euros para el asfalto. Un ejemplo clásico es el de la Autovía del Duero. Hay 6,1 millones para el tramo entre Tudela y Quintanilla de Arriba. Es verdad que es el doble de lo que se presupuestó el año pasado... pero aún así es una cantidad mínima si se quieren ver resultados. El propio ministerio de Fomento dijo el verano pasado que este tramo requería una inversión de 254,6 millones. Y para este año solo habrá 6,1 millones. Muy poquito para ver resultados en un carretera que busca el doble carril desde el año 2000.

Tampoco habrá grandes avances en la Autovía a León, que recibirá cerca de dos millones, la mayor parte para el tramo entre Rioseco y Mayorga. Y se han presupuestado 1,3 millones para el tercer carril de la A-62 entre Dueñas y Tordesillas. Poco más de un millón de euros para un proyecto valorado en 217 millones.

En resumen, que este 2018 será, con toda seguridad, un nuevo año en barbecho para las autovías a su paso por la provincia.

El colorete con el que se maquillan las cuentas viene de las arcas de Adif, el ente gestor de infraestructuras ferroviarias, que destinará 18 millones a retomar la variante de mercancías (paralizada desde 2010), un compromiso adquirido por el Ministerio de Fomento en el convenio suscrito en noviembre con el Ayuntamiento y la Junta para sacar adelante el plan de integración ferroviaria que impulsa la Sociedad Alta Velocidad. Engarzada con esta operación ferroviaria están también las partidas para poner en marcha los nuevos talleres de Renfe.

Además, hay 25 millones para las obras de alta velocidad que pasarán por Valladolid con destino Burgos (la idea es que la línea esté en servicio este año) y Galicia (con intención de que los trenes circulen desde 2019).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos