El 77% de la plantilla de Lindorff secunda el paro de dos horas, pese a que la empresa reduce 61 despidos

Concentración realizada este martes de los trabajadores de Lindorff en La Cistérniga. /ALBERTO MINGUEZA
Concentración realizada este martes de los trabajadores de Lindorff en La Cistérniga. / ALBERTO MINGUEZA

Dirección y sindicatos mantienen este miércoles la última reunión que marca la ley para este ERE con 449 salidas

Jorge Moreno
JORGE MORENOVALLADOLID

El 77% de la plantilla de Lindorff secundó ayer el paro de cuatro horas (dos por turno) para protestar contra el expediente de despido colectivo que afecta 449 personas, entre ellas 147 del centro que tiene en La Cistérniga.

Los empleados de esta empresa, dedicada al recobro de deudas de préstamos de las entidades financieras, se movilizaron de forma amplia pese a que 24 horas antes la dirección había efectuado en la mesa de negociación un movimiento por el que reducía en 61 personas los despidos planteados en marzo.

De este modo, el grupo noruego se comprometió a pasar las salidas del ERE de 449 a 338 (61 menos), una cifra que los sindicatos consideran «insignificante teniendo en cuenta que la empresa hace el ERE por causas organizativas y no económicas». También se ha rechazado por parte de CGT, UGT y Comisiones Obreras la oferta de elevar las indemnizaciones de 20 días por año a 26, y las mensualidades de 12 a 16 como tope.

La parte social considera «muy insuficiente» este movimiento económico, y plantea que sean cantidades superiores a los 45 días de salario por año trabajado. Recuerdan que se han aplicado EREs en España con indemnizaciones que llegaron a los 55 días, cuando no eran por causas económicas, como es el caso del de Lindorff.

Fuentes de la compañía calificaron el paro de este martes «con un seguimiento amplio», y añadieron que la empresa «aplicó las contingencias previstas para estas circunstancias» para que afectasen lo menos posible a la actividad de gestión de los créditos a recuperar.

Por su parte, los sindicatos fijaron el seguimiento en un 80% en el turno de la mañana y del 73% en el de la tarde. En el centro de La Cistérniga trabajan 685 personas.

El paro fue seguido por gestores y teleoperadores que negocian las deudas de créditos personales de entidades como el BBVA, Santander, Sabadell, CaixaBank o Banca Mare Nostrum. Precisamente está última entidad anunció que a partir del mes de mayo dejará el contrato con Lindorff, uno de los elementos que esgrime la compañía para justificar el descenso de actividad y reducir plantilla.

Coincidiendo con los paros de dos horas, los sindicatos celebraron asambleas informativas para explicar la plantilla la marcha del proceso negociador. Los trabajadores preguntaron sobre los criterios que iba aplicar la empresa para realizar estos despidos.

Posible última reunión

Dentro de un escenario de «una oferta baja», tanto por el número de despidos que plantea Lindorff como de las cuantías a indemnizar, se reúne hoy la mesa de negociación en Madrid. Se trata, inicialmente, de la última reunión puesto que se cumplen los 30 días que fija la ley para los EREs.

Fuentes sindicales confían en que este miércoles se produzcan nuevos movimientos en la mesa. «Al menos esperamos conocer la respuesta sobre los planes de voluntariedad para evitar situaciones traumáticas», apostillaron.

Para el jueves 19 está convocada una huelga de 24 horas en todos los centros del grupo Lindorff, que incluye también Aktua Soluciones Inmobiliarias y Aktua Soluciones Financieras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos