La plantilla de Aquavall pedirá una subida salarial igual que los empleados municipales

Oficina de Aquavall, en la calle Muro de Valladolid. / A. MINGUEZA

El comité solicitará a mediados de mes la apertura de la negociación con el Ayuntamiento de Valladolid

Jorge Moreno
JORGE MORENOVALLADOLID

Los sindicatos con representación en la empresa municipal de aguas (Aquavall) convocarán en los próximos días al Ayuntamiento de Valladolid para constituir la mesa de negociación del nuevo convenio colectivo, el primero que se realizará con el Consistorio después de que la gestión del abastecimiento del agua pasase a manos municipales el pasado mes de julio.

El comité de empresa, integrado por los delegados de UGT (4), Comisiones Obreras (3) y CSIF (1), se reunirá para elaborar su plataforma reivindicativa, en la que figurará como eje principal la recuperación del poder adquisitivo que han perdido durante los últimos cuatro años con la anterior empresa Agualid. La congelación de las nóminas en 2013, 2014, 2016 y este año ha estado supeditada a que se mantuvieran los puestos de trabajo durante la crisis, 178 actualmente.

Con este escenario, la plantilla pretende, al menos, equiparse respecto al incremento de salarios al resto de empleados públicos municipales, que este año han registrado un aumento del 1%. Según explicó Goyo García, presidente del Comité, «esperamos abrir la mesa de negociación antes de que concluya octubre, ya que el convenio de 2013 se ha venido prorrogando. Este año no pudimos abrirla por el proceso de remunicipalización que emprendió el Consistorio». Personal de la Concejalía de Hacienda sería el interlocutor en esta negociación».

Subidas pactadas anteriores

El Ayuntamiento ha subido este año el 1% no solo a la plantilla de los servicios municipales, sino también a empleados de empresas ‘satélite’ como es el caso de Auvasa. «Por ello vamos a reclamar este incremento como mínimo, porque nuestro objetivo principal es subir el salario», dijo García. El convenio suscrito con Agualid en 2011 establecía subidas del IPC real, más aumentos de entre el 0,40% y 0,60%.

Mientras tanto, la compañía ha cumplido ya los tres meses de gestión en sus oficinas de la calle Muro 10, en donde el personal administrativo ha comenzado a girar ya los recibos trimestrales a nombre de Aquavall. Entre julio y septiembre se han producido 883 cambios de titularidad, 100 bajas del servicio, y otras 140 altas. En este último caso, las altas han sido mayores que en el 2016 (85).

Por su parte, Agualid continúa reclamando por vía judicial los recibos impagados hasta junio de 2017, que suponen deudas por el suministro de entre 150 y 700 euros.

Fotos

Vídeos