Moteros y espectadores desafían al mal tiempo en un multitudinario desfile de banderas

La lluvia no impidió el desfile de banderas de los Pingüinos 2018. / Gabriel Villamil

El suelo mojado no impide la exhibición de acrobacias

J. Sanz
J. SANZ

La lluvia, que ha comenzado tímida para arreciar justo en el desfile de banderas, no ha impedido que miles de moteros y espectadores participen en uno de los espectáculos más sigulares de los programados en la concentración invernal de motos Pingüinos 2018.Más de media hora larga han tardado los moteros en colocarse en Recoletos desde su llegada en desfile por la avenida de Zamora, Paseo de Zorrilla, Puente Colgante, Recondo, Estación y plaza de Colón. Media hora de entrada de motos seguida por miles de espectadores, refugiados bajo paraguas y pegados a las fachadas y también a las puertas de bares y cafeterías.

Más información

El suelo empapado no ha sido obstáculo para que Humberto Ribeiro y Marcís Roca hayan exhibido sus acrobacias sobre la moto ante un público rendido que, para combatir el frío, se ha acercado hasta las barras aledañas y también han degustado bollos preñados.

El alcalde, Óscar Puente, que ha seguido el espectáculo, considera que la concentración motera tiene aún mucho margen de crecimiento y ha esperado que la próxima edición se celebre sin lluvia. Tanto Puente, como la concejala de Cultura, Ana Redondo, y el portavoz del club organizador de Pingüinos, José Manuel Navas, resaltaron el éxito y el buen ambiente que crea la concentración motera para la ciudad, que ha alcanzado la cifra de 22.000 inscritos.

Las redes sociales reflejaron así el multitudinario desfile:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos