El Norte de Castilla

Un año sin Pingüinos

Mariano Parellada, presidente de Turismoto, en el acto en que se anunció la suspensión de la concentración motera.
Mariano Parellada, presidente de Turismoto, en el acto en que se anunció la suspensión de la concentración motera. / EL NORTE
  • Hoy se cumple el primer aniversario de la cancelación de la concentración motera de invierno más importante de Europa

Nada. Por más que visito la página principal de Google no encuentro un 'doodle' que conmemore el fallecimiento de Pingüinos, hoy hace un año. Justo en esta fecha, 16 de octubre pero hace 365 días, Turismoto y el Ayuntamiento de Valladolid anunciaban la renuncia a organizar la concentración motera en enero de 2015.

Era, tal vez, el primer tortazo contra una dura realidad que ya se venía atisbando en los meses anteriores. Una enfermedad terminal de la concentración motera invernal más importante de Europa que ya mostraba sus síntomas más preocupantes con las denuncias de los grupos Ecologistas en Acción y la asociación Ciudad Sostenible. Dicen que para tratar bien una enfermedad lo mejor es detectarla a tiempo. Y, aún viva afrontaron los organizadores la curación.

Tras pasar por cinco sedes diferentes en la provincia de Valladolid, Pingüinos encontró en el pinar de Puente Duero la que parecía ser la panacea para todas las aspiraciones de la concentración. Término municipal de Valladolid, buenas comunicaciones, buen terreno sobre el que clavar los ganchos de las tiendas y todos los servicios de iluminación y saneamiento listos para acoger a los más de 18.000 moteros que llegaron al lugar en esa primera edición -2009-. Las cifras no dejaron de aumentar en las siguientes ediciones vallisoletanas de Pingüinos, con 22.316 en 2010, 25.076 en 2011, 26.715 en 2012, 25.964 en 2013 y 27.416 inscritos en 2014.

Después de ahí… La nada. Bueno, mucho ruido y pocas nueces. Desfibrilador, todos fuera y… Repetimos. Tiras y aflojas, intentos de reanimación. Pero sin éxito.

Tanto el equipo de Gobierno liderado por Javier León de la Riva como el de Óscar Puente han intentado que Pingüinos se celebrara en 2015 y 2016. Pero, un año después del deceso lo único seguro es que la edición de hace 9 meses no se celebró y la de dentro de tres tampoco. Al menos no bajo la marca de esta simpática ave marina.

Porque puede que este cabo de año que hoy se publica sea el único que no conmemora una muerte. Este luctuoso aniversario tiene también su aspecto positivo. Los moteros volverán en invierno a la ciudad, o así lo ha anunciado al menos el Ayuntamiento de Valladolid, que trabaja por crear una concentración propia. Igualmente Turismoto, con Mariano Parellada al frente, continúa luchando en dos frentes. Primero por sacar adelante la edición de 2017 y segundo por solventar una crisis interna que también tiene buena parte de culpa de las idas y venidas de los últimos tiempos en cuanto a la concentración.

Hace algunos días Parellada visitó el videochat de El Norte de Castilla. Arrancaba así el motero con las dos primeras preguntas formuladas por los usuarios: ¿Hay alguna posibilidad de que Pingüinos 2017 se celebre? «En Valladolid ninguna». Se dice que hay varias asociaciones que quieren hacer una concentración de motos el año que viene, ¿estaría dispuesto a ayudarles y apoyarles? «Muchos motoclubs y asociaciones organizarán quedadas, rutas y concentraciones en la provincia de Valladolid el año que viene, como hacen habitualmente, pero si te refieres a sacar las castañas del fuego al Ayuntamiento en el fin de semana de Pingüinos te tengo que decir que no me consta. Si se produjera esa situación, el Club Turismoto ante la actitud tomada por el Ayuntamiento (Corporación municipal) ni apoya la idea ni, por supuesto, ayudará en nada.»

Pues eso, cada uno sigue su camino y Valladolid quiere motos.