El barrio de Pilarica festeja a su patrona mirando los proyectos urbanístico que restan por hacer

Procesión con la imagen de la Virgen del Pilar, en el barrio de la Pilarica. / RODRIGO JIMÉNEZ

La procesión, el festival de danzas, y Feria de Artesanía, principales actividades de ayer

Jorge Moreno
JORGE MORENOVALLADOLID

Los vecinos del barrio de Pilarica festejaron ayer el día de su patrona, con el tiempo acompañando, y mirando a los proyectos urbanísticos que quedan por ejecutarse en esta zona dividida por el paso de la vía del tren. La iglesia parroquial en la plaza Rafael Cano se convirtió en el epicentro de la mayoría de las actividades, que tuvieron también a la artesanía y a las danzas y coros como elementos para la animación.

Galería de fotos

Aunque desde las 12 del mediodía, hora en la que comenzó la VII Feria de Artesanía en la calle Gabriel y Galán se respiraba ya fiesta, los vecinos se animaron a ocupar las calles a las cinco, a partir de la celebración de la misa y la procesión con la imagen de la Virgen del Pilar.

Grupos de danzas bailaron a la puerta de la parroquia, mientras que otra parte de los residentes optó por participar en los talleres infantiles con cuenta cuentos, o de danza oriental, a cargo del grupo Jawair. Pasadas las 19:30 la plaza Rafael Cano acogió el Festival de la Escuela de Coros y Danzas de la Pilarica.

«La Feria de la Artesanía ha sido otro de los ejes de interés de estas fiestas, y los bares de alrededor de la plaza han notado mucho el ambiente festivo y alegre», explicó José Luis Alcalde, presidente de la Asociación de Vecinos Pilarica.

«Con los mismos problemas»

Pero la alegría no ocultó ayer la decepción porque algunos de los proyectos urbanísticos del barrio siguen sin comenzarse dos años después de que se cerrase el paso a nivel, por la entrada en servicio de la línea de alta velocidad entre Valladolid y León.

«Seguimos con los mismos problemas. Aunque parece que los proyectos del paso peatonal de Rafael Cano y el túnel están en marcha, los vecinos siguen soñando con un barrio sin barreras», dijo Alcalde, que confía en que las fiestas del año 2018 se pueda descolgar la pancarta que cuelga de la fachada de la iglesia.

El presidente vecinal dijo que este año las protestas de los ciudadanos de Murcia, que demandan el soterramiento del tren a su paso por la capital, han sido tema de conversación con opiniones como «que hay que romper algo o invadir la vía para que nos hagan caso. Y eso es lamentable». La asociación vecinal baraja la posibilidad de acudir el sábado, 28 de octubre, a Madrid para solidarizarse con los vecinos de Murcia.

José Luis Alcalde aprovechó la celebración de este año para responsabilizar a todos los partidos del Consistorio vallisoletano por no apoyar las demandas de soterramiento vecinales.

Fotos

Vídeos