Piden diez años por retener a una persona durante horas en Valladolid

Piden diez años por retener a una persona durante horas en Valladolid

El acusado, en compañía de tres cómplices, abordaron a la víctima en la calle José Cantalapiedra, al lado del pabellón Huerta del Rey

El Norte
EL NORTEValladolid

El próximo viernes, 26 de enero, se sentará en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial de Valladolid L. M. Gallego, acusado de un delito de robo con violencia y de otro de detención ilegal, por los que se enfrenta a una pena de diez años de prisión.

Los hechos que se juzgan ocurrieron en la medianoche del 22 de octubre de 2011, cuando el acusado, en compañía de tres cómplices, abordaron a la víctima en la calle José Cantalapiedra, al lado del pabellón Huerta del Rey, cuando se dirigía a recoger su vehículo. Según sostiene la Fiscalía y recoge Ical, L.M.Gallego le apuntó con una pistola a la cabeza y le ordenó que abriera su vehículo. A continuación, y una vez que se acercaron sus cómplices, le cogieron por las piernas y las manos y le obligaron a meterse en el maletero, a la vez que le registraron y le robaron la cartera con cuatro tarjetas de crédito, además del DNI, la tarjeta sanitaria y el carné de conducir, así como unas gafas de sol, un teléfono móvil, el reloj y las llaves de su casa, la oficina y su vehículo.

El acusado puso en marcha el coche y circuló por varias calles de Valladolid, realizando diversas paradas para solicitar a la víctima el número secreto de las tarjetas sustraídas, mientras le apuntaba con la pistola.

Después se desplazaron hasta la localidad madrileña de Alcobendas, donde llegaron sobre las cuatro de la madrugada. Allí se bajaron del vehículo y volvieron a amenazar a la víctima para que no hiciera ruido. Minutos después y tras no escuchar la voz de sus captores, el secuestrado pudo empujar con la cabeza el asiento trasero del coche e introducirse en el habitáculo del vehículo, para después salir del mismo. Tras pedir ayuda a dos jóvenes que se encontró en su huida, pudo llamar a la Policía.

Posteriormente, el acusado regresó al vehículo y se desplazó a Madrid, donde lo abandonó en la calle Nuestra Señora de Fátima, donde fue recuperado por la Policía al día siguiente.

El acusado, que tiene nacionalidad española y venezolana, no tiene antecedentes. Uno de sus cómplices, Omar Israel Plua, se encuentran en paradero desconocido y los otros dos eran menores cuando ocurrieron los hechos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos