Piden cárcel para dos albañiles que se apropiaron de más de 200 monedas de oro halladas en una casa en Valoria

Vista del lugar donde se han hallado un número indeterminado de monedas de oro antiguas, previsiblemente del siglo 19. /Efe
Vista del lugar donde se han hallado un número indeterminado de monedas de oro antiguas, previsiblemente del siglo 19. / Efe

Una tercera persona está acusada de receptación por facilitar la venta de las piezas

EL NORTE Valladolid

Fiscalía de Valladolid solicita distintas penas de prisión para dos albañiles, F.J.D.M. y P.G.O, por un delito de hurto de más de dos centenares de monedas de oro que casualmente hallaron en una vivienda de Valoria la Buena cuya rehabilitación les había sido encomendada, mientras que una tercera persona, F.C.B, compartirá banquillo con los anteriores por receptación, al haber intervenido en la venta de parte de las piezas.

En su escrito de calificación provisional, la acusación pública interesa para el primero, F.J.D.M, a quien aplica la atenuante de reparación del daño causado, una pena de dos años de cárcel, así como tres años para su compañero de obra, P.G.O, y un año de privación de libertad para el supuesto receptador, F.C.B, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Los hechos, que serán vistos en un juzgado de lo penal en fecha aún por determinar, se remontan a los primeros días de febrero de 2016 cuando los dos primeros, que habían sido contratados por una familia para rehabilitar una casa en ruinas en Valoria, hallaron accidentalmente, enclaustrada en una pared, una vasija de barro con cientos de monedas de oro auténticas acuñadas en los reinados de Carlos III, Carlos IV, Fernando VII, Isabel II y Alfonso XII.

Ante la localización de las piezas, cuya cronología está comprendida entre los años 1773 y 1882 y cuya cantidad exacta no ha podido ser concretada, ambos operarios, según entiende probado el fiscal, acordaron repartírselas para obtener un beneficio económico, tarea en la que, presuntamente, P.G.O. contó con la colaboración de un tercero, F.C.B, quien, conocedor de que las monedas no pertenecían al anterior y dado que éste no quería figurar en la transacciones de venta, se prestó a figurar en las operaciones tendentes a la venta de parte de ellas.

De este modo, consta que tres de las monedas fueron vendidas a una empresa numismática de la capital vallisoletana y otras tantas a un compra-venta de Palencia, mientras que F.J.D.M. hizo lo propio con otras once en la misma filatélica de Valladolid.

OPERARIO ARREPENTIDO

La investigación se inició en abril de ese año al recibirse en la Comisaría de Las Delicias la denuncia de una persona que relataba que habían contratado a dos obreros para realizar labores de desescombro en una casa propiedad de su familia que se encontraba en ruinas y que pasados unos días uno de los operarios, F.J.D.M, arrepentido, le había llamado para confesarle los hechos.

El autor confeso hizo entrega además de un total de 1999 monedas que aún conservaba. Posteriormente, la Guardia Civil recuperó otras 38 monedas que estaban en posesión del segundo operario.

Las 237 piezas recuperadas, cuyo valor supera los 50.000 euros, están consideradas como parte del Patrimonio Cultural de Castilla y León, de ahí que la Fiscalía de Valladolid solicite la entrega definitiva de las mismas a la Administración regional.

En su escrito de calificación, la acusación pública no concreta la responsabilidad civil que deberán abonar los acusados por las monedas no recuperadas, algo que se determinará en ejecución de sentencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos