Pendientes de normas externas para una reforma inaplazable

Alfredo Corell, profesor de la UVA, en una actividad de divulgación científica en un bar. /Foto UVA
Alfredo Corell, profesor de la UVA, en una actividad de divulgación científica en un bar. / Foto UVA
Profesorado

Estas son las propuestas de los candidatos al Rectorado de la Universidad de Valladolid

L. S. Valladolid

ÁNGEL MARINA: Hay que diferenciar dos bloques de medidas. Uno que me atrevería a calificar de urgente, tendente a tomar una serie de medidas lo más directas y rápidas posibles a atacar uno de los males para mi el más sangrante que presenta hoy en día la Universidad en general y en particular la de Valladolid, que es la precariedad de un sector muy importante de profesorado. Apurar al máximo las posibilidades que permiten para mí dos de las referencias que más daño han causado a nuestra Universidad, el techo de gasto y la tasa de reposición. Es algo que hay que atacarlo de forma inmediata y urgente.

Segunda, reforma del documento de plantillas, que creo que ha cumplido una serie de objetivos que hoy responden a otra situación, a otra coyuntura, a otras circunstancias. Es imprescindible adecuar ese documento base a lo que hoy es la realidad de nuestros centros, que en alguna medida presentan tales peculiaridades y especialidades que requieren de un tratamiento a la carta.

Por último no quiero obviar una de las graves situaciones que se dan. Es absolutamente imprescindible abordar un plan especial que tenga en cuenta las peculiaridades que en estos centros se dan, la labor asistencial que cumplimentan muchos de los profesionales que prestan su actividad ahí, requiere de medidas específicas y en esa negociación tendremos un tercero, que es el Sacyl.

AGUSTÍN GARCÍA MATILLA: En primer lugar vamos a tranquilizar a quienes temen que todos los compromisos adquiridos se vayan a deshacer si cambia el rector. Vamos a mantener en lo esencial esos compromisos adquiridos para no cambiar las reglas de juego a mitad del partido. Pero esta candidatura se compromete a estudiar los casos especiales de profesoras y profesores que viven situaciones de flagrante injusticia. Debemos dejar de aplicar una política de frívola uniformización en lugar de estudiar las peculiaridades de cada área y sección se ha aplicado lo que no da problemas y se ha permitido que haya departamentos envejecidos. Durante casi tres años y medio no se ha atajado este problema y ahora se pretenden poner parches cuando se ha perdido un tiempo precioso.

La UVA en cifras se publicó en 2013 y se ha dejado de publicar en 2014 y 2015, la última edición se publicó en 2016 y hasta ahora no se han publicado nuevos datos. Esta circunstancia nos pone en las peores condiciones.

Vamos a adoptar medidas inmediatas de promoción y estabilización del profesorado. Apoyaremos los procesos de acreditación y solicitud de sexenios. Promoveremos mejoras en las condiciones retributivas, en la movilidad y en las competencias lingüísticas del profesorado y desarrollaremos planes de formación y actualización de conocimientos para la adaptación a nuevas metodologías didácticas, modalidades semipresenciales y virtuales. Se invertirá en estas modalidades como parte del proyecto estratégico. Se invertirá en estas modalidades como parte del proyecto estratégico.

Revisaremos la estructura de departamentos y lo ajustaremos a necesidades reales. Se recurrirá a figuras como la del profesor asociado vinculado en los estudios que precisen contar con profesionales experimentados y no solo en Ciencias de la Salud, titulaciones a las que seguiremos apoyando.

En este último curso se han perdido entre 20 y 25 plazas de tasas de reposición por no haber adelantado los concursos a diciembre. Ese retraso nos ha causado un nuevo perjuicio por no haber tenido esa capacidad de reacción. En esta época de elecciones comprobamos que se ha adelantado a marzo el POD y esto representa una medida inútil, pues lo más sensato sería elaborar el POD entre el 1 y el 10 de mayo. Además hay que dar credibilidad a las demandas de los departamentos porque con ello hacemos que el curso empiece sin carencias.

Se ha seguido una política errática, se deberían asignar plazas de ayudante doctor a departamentos que no tienen ni un solo profesor estable. Hay más de diez unidades docentes en las que las plazas no se van cubriendo.

ANTONIO LARGO: No se puede sostener una plantilla de profesorado que contribuya a desarrollar una docencia de calidad sobre una figura precaria e inestable como la del profesor asociado. . Nuestro planteamiento es ir en una dirección opuesta, una política de estabilización y acudir a la figura de asociado cuando sea objetivamente conveniente. De esta manera recuperaremos el verdadero sentido de la figura del profesor asociado.

En cuanto a la promoción del profesorado, afortunadamente el Gobierno central ha permitido una tasa de reposición que no tiene nada que ver con las correspondientes a los peores años de la crisis entre 2012 y 2013, por lo tanto nuestra idea es utilizarla para reforzar la plantilla en las unidades docentes más necesitadas y promocionar a los profesores a las figuras a las que se han mencionado.

Como también nos preocupa el envejecimiento en algunas unidades docentes plantearemos medidas correctoras a través de contratos predoctorales y posdoctorales. Para ello utilizaremos un índice de envejecimiento adecuado y eficaz, no como el que se está manejando actualmente.

Estas actuaciones se complementarán con un programa de dotaciones de plazas de profesorado ya formado contratado doctor, titular de universidad y catedráticos que puedan incorporarse a la plantilla y reforzar las áreas con necesidades docentes envejecidas. Por ejemplo una de las áreas que se encuentra en situación más preocupante es la de Ciencias de la Salud, para la cual es necesario reconstruir las relaciones con el Sacyl deterioradas debido a una gestión manifiestamente mejorable.

En definitiva, tenemos que reestructurar nuestra política de profesorado para que la plantilla no caiga en problemas estructurales irreversibles.

DANIEL MIGUEL: Acabamos de asistir a una subasta al alza que parece más bien una colección de deseos propios de un concurso de miss universo. Parece que aquí el único que sabe cuál es la realidad es el rector. Primero, ¿cómo vamos a quitar los asociados si no tenemos ninguna otra figura de profesor contratado laboral que podamos utilizar? Y eso lo tiene que autorizar la Junta de Castilla y León. ¿Cómo vamos a luchar más de lo que estamos luchando contra la tasa de reposición y el techo de gasto? Hace falta ser ministro de Hacienda para evitarlo. Cualquiera que venga aquí a prometer eso no está haciendo juego limpio. Se está diciendo aquí que yo he dicho en cada Consejo de Gobierno, que el número de asociados que tenemos es desproporcionado pero no tenemos otra figura. Se va a promocionar, dice algún candidato, la figura de profesor titular y catedrático, y se ha tenido también la desvergüenza de decir que se han perdido tasas de reposición este año. Las que se han perdido ha sido porque los presupuestos generales del Estado no se aprobaron hasta el 27 de junio. Y por eso toda la oferta de empleo público de la universidad salió tarde. Creo que no es juego limpio echar la culpa a este equipo rectoral de lo que no tiene. Ya tendremos de alguna, pero de esa no. De manera que aquí a cada uno lo suyo.

Naturalmente, unidades envejecidas, eso lo hemos estado haciendo. Podemos estar más o menos de acuerdo en los criterios, pero en eso llevamos cuatro años, aumentando el número de ayudantes doctores hemos casi doblado, eso lo estamos haciendo. Prometer y prometer se puede prometer lo que quiera si no se tiene conciencia de la realidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos