La parcela de la gasolinera de Arca Real será edificable en el caso de que cierre

Imagen de las obras que se están realizando para la nueva gasolinera de Arca Real 111. /HENAR SASTRE
Imagen de las obras que se están realizando para la nueva gasolinera de Arca Real 111. / HENAR SASTRE

El nuevo PGOU cambia el uso, que solo será aplicable en el supuesto de que cesará la actividad

Jorge Moreno
JORGE MORENOValladolid

El Área de Urbanismo del Ayuntamiento de Valladolid ha previsto en la modificación del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que se encuentra en exposición pública, cambiar la calificación de industrial de la actual parcela de Arca Real 111, donde se pretende instalar una estación de servicio, por la de edificación residencial, un cambio de uso que solo se realizaría en el caso de que el propietario de la misma cerrase la actividad para la que ha sido autorizado hace tres meses.

La Junta de Gobierno Local, del pasado 7 de junio, concedió la licencia a la empresa Diesel Services & Trucks 2012 para levantar una unidad de suministro para combustibles con dos surtidores, obras que se encuentran actualmente en ejecución. Aunque los vecinos de Arcas Reales se han opuesto, junto con Ecologistas en Acción, alegando falta de seguridad al estar cerca a una zona residencial, los técnicos del Área de Urbanismo argumentaron que se cumplía con la normativa del PGOU, en la que se calificaba el solar como industrial para dicha parcela. Con anterioridad, este espacio había sido utilizado como lavadero de vehículos hasta que fue cerrado.

Sin embargo, según se recoge ahora en la documentación, la parcela de 1.073 metros cuadrados podría ser utilizada en el futuro como una ‘edificación abierta’, lo que permitiría levantar viviendas en ese punto. Según confirmó el edil de Urbanismo, Manuel Saravia, «eso sería posible desde el momento en el que se apruebe el nuevo PGOU, pero actualmente la licencia para su uso industrial está en vigor y de acuerdo con la normativa».

En el caso de que cesase la actividad como gasolinera, el Ayuntamiento podría aplicar el nuevo uso contemplado en el PGOU, y el promotor debería atenerse también a las nuevas distancias mínimas de 50 metros de una zona residencial, lo que impediría instalarla.

Saravia recordó que la Junta de Castilla y León informó favorablemente para otorgar la licencia ambiental, «y según ellos no existe riesgo para la salud por esta instalación». El concejal de Urbanismo dijo comprender las razones de los recurrentes, pero recordó que era un caso reglado que solo se podría evitar por razones de interés general, y «ello supondría tener que indemnizar a los promotores con mucho dinero».

Carga y distancia a un semáforo

Pese a todo, Ecologistas en Acción ha presentado el pasado 20 de julio un recurso de reposición en el Ayuntamiento contra esta gasolinera, en el que argumentan además problemas de tráfico en la zona.

Para este colectivo, los servicios municipales no han tenido en cuenta los riesgos que entrañan la carga y descarga del combustible en ese espacio, ya que la normativa urbanística del PGOU determina que "delante de cada plaza de carga y descarga se dispondrá de un espacio mínimo de 12 metros de diámetro, y la parcela sobre la que se prevé desarrollar la actividad no parece reunir este requisito", dicen.

Ecologistas en Acción alegan también para expresar su oposición a la gasolinera un incumplimiento del Reglamento Municipal de Vados, "en cuyo artículo 7 se determina que no se concederá la licencia de vado a una distancia inferior a 10 metros de semáforos".

Fotos

Vídeos